Releva a Francisco Pons

Vicente Boluda presidirá el lobby empresarial más influyente de Valencia

Vicente Boluda, propietario del grupo naviero Boluda, será el próximo presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios, un lobby que agrupa a los mayores empresarios de la Comunidad Valenciana. Boluda tomará el relevo de Francisco Pons, que estaba en el cargo desde 2003.

El cambio al frente del este selecto club, que requiere del permiso del resto de miembros para formar parte de él, es relevante, ya que el perfil del actual presidente y del futuro son notablemente distintos. Pons ha contado durante todo su mandato con el apoyo en la sombra de Juan Roig, dueño de Mercadona. Durante los casi siete años de presidencia, Pons introdujo un talante distinto en el lobby, más crítico, reflexivo sobre el futuro económico de la Comunidad Valenciana y puramente empresarial, tras una época en la que estuvo muy marcado políticamente.

De hecho, el papel de AVE fue determinante en la llegada a la Generalitat Valenciana de Eduardo Zaplana en 1995, ya que desde la presidencia de esta organización se impulsó el pacto entre el Partido Popular y Unión Valenciana, partido que entonces tenía la llave de la mayoría en las Cortes autonómicas. Tanto es así, que el acuerdo entre las dos formaciones se conoció como 'el pacto del pollo', al haberse firmado en el despacho del entonces presidente de AVE, Federico Félix, máximo dirigente de la patronal avícola Propollo.

Empresarialmente, el papel de AVE también ha sido objeto de polémica en determinados momentos. La actitud activa de este lobby le ha llevado en muchos casos a lograr un mayor peso y protagonismo que la patronal autonómica Cierval, integrada en la CEOE.

Boluda, que en los últimos años ha abandonado la segunda fila que siempre había ocupado de manera voluntaria en el escenario empresarial, llega a la presidencia de AVE después de que su nombre hubiera llegado a sonar para presidir la Cámara de Comercio. El empresario naviero, que en los últimos años ha expandido el negocio de remolcadores familiar por todo el mundo, fue presidente accidental del Real Madrid tras la marcha de Ramón Calderón.

El empresario naviero tiene un perfil notablemente diferente de Pons inició su carrera en el cooperativismo y estaba vinculado a un movimiento empresarial con un marcado carácter social.