Lidera una UTE con Cobra y Balzola

Sener gana el contrato de ampliación de Bahía de Bizkaia por 200 millones

La unión temporal de empresas (UTE) que lidera la ingeniería Sener, junto a las constructoras Balzola y Cobra, acaba de recibir la notificación oficial de que ha ganado el contrato de ampliación de Bahía de Bizkaia Gas (BBG), la regasificadora que opera en el puerto de Bilbao. Es un proyecto de 200 millones.

Sener gana el contrato de ampliación de Bahía de Bizkaia por 200 millones
Sener gana el contrato de ampliación de Bahía de Bizkaia por 200 millones

La ampliación de BBG había despertado el interés de la mayoría de las grandes constructoras de España, que ante la caída del mercado de la vivienda no quieren dejar pasar las oportunidades que se presentan en el segmento de obra industrial. Hasta nueve consorcios empresariales se formaron para competir por el pedido, con presencia de los principales grupos del sector, como FCC, OHL, Ferrovial-Agromán y Sacyr, entre otros. Tras un primer corte quedaron cuatro finalistas, y de ellos se ha impuesto la UTE liderada por Sener, en la que también participan las compañías TKK y Dywidag.

El tercer tanque

La mayor parte del presupuesto para la ampliación de la regasificadora de Punta Lucero, las dos terceras partes de los 200 millones, corresponde a la construcción de un tercer tanque de almacenamiento en BBG. El resto de la inversión se empleará en acondicionar los muelles de la zona, ubicada en terrenos del Puerto de Bilbao.

El futuro tanque de la regasificadora podrá almacenar hasta 150.000 metros cúbicos, la misma capacidad que tienen cada uno de los dos actuales por separado. Esta inversión había sido reclamada por parte de los promotores de BBG a cuenta de los nuevos buques metaneros, capaces de transportar hasta 250.000 metros cúbicos en sus bodegas.

Los dos tanques actuales apenas podían cubrir una descarga de gas natural licuado (GNL) de ese volumen en Punta Lucero, puesto que en esta industria siempre se deja un amplio margen de almacenamiento sin ocupar por motivos de seguridad. La descarga de GNL es un proceso complicado, puesto que esta materia prima navega en estado líquido y cuando llega a tierra es cuando recupera su estado primigenio.

La materialización del proyecto del tercer tanque se ha demorado durante los últimos tres años. Fuentes cercanas al proceso han señalado que el cambio político en Euskadi, con un gobierno socialista en Lakua después de tres décadas de mandato nacionalista, ha activado la inversión. De hecho, el Ministerio de Industria concedió la autorización a la ampliación, el último trámite administrativo que quedaba, en abril pasado. Los 200 millones se financiarán al 50% por un crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI). La otra mitad del presupuesto será cubierta por un grupo de bancos y cajas a través de la fórmula del project finance, en la que la propia rentabilidad futura de la inversión es el aval.

Cambios clave en el accionariado

Bahía de Bizkaia Gas (BBG) ha registrado unos cambios en su accionariado que han sido claves para materializar la ampliación de capacidad de la regasificadora de Punta Lucero. En 2009 salió del capital Iberdrola, que controlaba el 25%, y durante este pasado verano se ha culminado la desinversión de Repsol, que también llegó a sumar un 25%. Estos dos inversores, sobre todo el segundo, no estaban de acuerdo con la construcción de un tercer tanque de almacenamiento en Bahía de Bizkaia Gas.

La última junta extraordinaria de accionistas de BBG, celebrada el pasado 27 de julio, determinó el reparto del 25% de Repsol entre los actuales socios. Así, Enagás compró un 15% por 40 millones y pasó a convertirse en el principal accionista de la regasificadora con el 40%. El Ente Vasco de la Energía (EVE), una sociedad del Gobierno vasco, adquirió otro 5% para sumar un 30%. Lo mismo hizo el fondo RREFF de Deutsche Bank, que se quedó con la misma participación que la de la sociedad pública.