Petróleo

El crudo Brent baja un 0,31 por ciento, hasta 78,57 dólares

El precio del barril de crudo Brent bajó hoy en Londres un 0,31%, hasta 78,57 dólares, en una nueva jornada de dudas sobre la solidez de la recuperación económica mundial y de una leve revalorización del dólar.

El petróleo del mar del Norte de referencia en Europa, para entrega en noviembre, acabó la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres en 78,57 dólares, 25 centavos de dólar menos que al término de la sesión anterior, cuando se situó en 78,82.

El precio máximo negociado hoy fue de 79,20 dólares por barril y el mínimo de 77,60.

El mercado de futuros sigue sin tener una tendencia clara, oscilando sin grandes variaciones desde hace meses en una horquilla entre 70 y 80 dólares, como muestra de que los inversores albergan muchas dudas sobre la evolución económica.

Esa es la misma percepción que tienen los ciudadanos de la primera economía del mundo, que consideran que su país sigue en recesión pese a que oficialmente la contracción de la economía estadounidense terminó a mediados de 2009.

Según una encuesta divulgada hoy por Opinion Research Corporation para la cadena CNN de televisión, el 74 por ciento de los estadounidenses opina que la economía de EEUU sigue en recesión, frente a un 25 por ciento que cree que la recesión ha pasado.

Uno de cada tres encuestados calificó de "grave" la recesión y el 29 por ciento la consideró de "moderada".

La Junta Nacional de Investigación Económica, un grupo independiente de economistas, informó la semana pasada que la recesión terminó de manera oficial en el mes de junio de 2009.

El Gobierno, por su parte, ha registrado crecimientos del producto interior bruto desde el tercer trimestre de 2009, aunque el ritmo de reactivación ha ido disminuyendo en meses recientes, y el índice de desempleo se mantiene por encima del 9,5 por ciento.

El retroceso del crudo tuvo que ver también con el leve rebote del dólar, que subió un 0,1% frente al euro hasta los 1,348.

El dólar es la divisa en la que se negocia el Brent y su encarecimiento en el mercado de divisas retrae a los inversores que buscan en el "oro negro" un valor alternativo.