Descarta recurrir

Gullón decide "afrontar" la indemnización de 8,9 millones a su ex director general

La empresa Galletas Gullón ha decidido "afrontar" el pago de la indemnización de unos 8,9 millones de euros al ex director Juan Miguel Martínez Gabaldón, la mayor impuesta nunca en España para un directivo.

Según informó hoy en un comunicado de prensa, la compañía renuncia a recurrir el auto dictado el pasado 22 de septiembre por el Juzgado de lo Social número 2 de Palencia, que obligó a la galletera a indemnizar al alto cargo ante la "imposibilidad" de llegar a un acuerdo para su readmisión en la empresa.

Galletas Gullón deberá afrontar el pago de la indemnización a Gabaldón por importe total de 8,9 millones de euros, de los que 8,2 millones corresponden a la indemnización en sí y otros 704.335 euros a salarios de tramitación. Además, deberá pagar los intereses procesales, fijados por el juez en una cuantía provisional de 1,4 millones de euros.

El titular del Juzgado de lo Social número 2 de Palencia decidió que se ejecutara la sentencia dictada en abril de 2010, que estimó parcialmente la demanda por despido de Juan Miguel Martínez Gabaldón contra Galletas Gullón, condenando a la galletera con sede en Aguilar de Campoo (Palencia) a readmitirle o a indemnizarle.

El auto resolvió que la compañía pagase la indemnización, al no llegarse a un acuerdo entre las partes en cuanto a la readmisión del directivo, y fijó un plazo de diez días para pagar las cantidades establecidas.

Al respecto, recoge que "es evidente que ninguna de las partes tiene confianza en la otra", y que es imposible tener la confianza que requiere una relación laboral de alta dirección cuando una de las partes mantiene abierta una querella por presunto delito de apropiación indebida y estafa.

Asimismo, destaca que "no parece que la conducta de la empresa sea acorde a las exigencias de la buena fe" e insiste en que una relación laboral de carácter especial de alta dirección debe estar basada en la mutua confianza. "Difícilmente se puede confiar en un director general cuando se mantiene contra él una querella por administración desleal", añade el auto.

También se acogió el juez a las manifestaciones del actual director de la empresa, Félix Gullón, en la vista celebrada el 9 de septiembre, en las que reconoció que "en el momento actual no existe confianza, pero que se le readmite como mal menor para no proceder al abono de la indemnización, esperando que la readmisión pueda llevar a recobrar la confianza".

La empresa ha precisado hoy que está preparando el pago del principal más los intereses procesales y las retenciones fiscales que procedan, para entregar al Juzgado en los próximos días los escritos, declaraciones y medios de pago correspondientes, y retirar el aval bancario prestado.