El déficit fiscal del Estado aún supera el 7% del PIB

Los ingresos avanzan, pero los gastos se resisten a bajar

El déficit generado por el Estado en los últimos doce meses del año aún supera el 7% del Producto Interior Bruto (PIB) según los datos de Contabilidad Nacional adelantados hoy por la Intervención General del Estado. En términos absolutos el desfase es de 74.328 millones de euros. Contabilizando los ingresos y los pagos con el criterio de caja (los que realmente se han ingresado y los que realmente se han abonado), el desequilibrio fiscal es casi del 6%, de unos 61.880 millones de euros. Con estas cifras se puede concluir que la reducción del agujero fiscal del Estado es demasiado lenta para las exigencias impuestas por Bruselas, y que la ligera recomposición de las cuentas es más imputable a la evolución de la actividad económica que a las decisiones del Gobierno: hay más recuperación de los ingresos que recorte de los gastos.

En los ocho primeros meses del año las cifras son más modestas, pero en absoluto más esperanzadoras: el déficit de caja es de 37.054 millones (3,5% de PIB), frente a 62.452 millones de euros de los ocho primeros meses del año pasado, y contabilizado en devengo es de 34.849 (3,3% del PIB), frente a más de 60.000 millones de hace un año. Lógicamente la falta del tercer cuatrimestre impide hacer una aproximación de las cifras finales, ya que existen grandes partidas de gasto no ejecutado, entre ellos la mayoría de las trasferencias territoriales, así como gran cantidad de ingresos aún no liquidados, ya que dependen de devoluciones, pagos aplazados o periodificados de forma no natural.

Tomar el desempeño de las cuentas públicas en doce meses es la mejor forma que observar el comportamiento de un año completo, o ver la evolución de las finanzas a la velocidad de crucero. Con tal análisis se detecta que el déficit en Contabilidad Nacional para el Estado está aún por encima del 7%, cuando el compromiso adquirido exige llevarlo al 5,9% este año, según la última actualización aprobada por el Consejo de Ministros. Bien es cierto que los datos tienen sesgos, fundamentalmente por que tanto en ingresos como en pagos hay que filtrar la parte de ingresos correspondiente a las comunidades autónomas por su participación en los impuestos, así como buena parte de los pagos.

Los ingresos de los últimos doce meses en contabilidad llegan a 127.198 millones de euros, frente a los 105.929 que se generaron en los doce meses del año 2009. (En términos de caja los ingresos del año 2009 fueron de 102.038 millones de euros, y los contabilizados desde el primero de septiembre de 2009 al 31 de agosto de este año ascienden a 121.787 millones). En cuando a los gastos en contabilidad generados en los últimos doce meses naturales ascienden a 201.526 millones de euros, con un ligero descenso respecto a los 205.714 de 2009. En caja los ingresos han aumentado en unos 5700 millones de euros.

Los ingresos han avanzado por el incremento de la recaudación por IVA (adelanto de compras de bienes duraderos) e IRPF, mientras que los gastos sólo registran merma en los dos últimos meses por las medidas del Gobierno, tanto en sueldos públicos como en inversión.