Lo discutirá el pleno de la cámara baja

El Congreso de EE UU prepara medidas de presión a China por la cotización de yuan

Un comité del Congreso de EE UU aprobó hoy un proyecto de ley que, de prosperar, conduciría a la imposición de tarifas sobre las importaciones de China si este país no incrementa el valor de su moneda.

La medida fue aprobada por el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representante, y aunque se espera que el pleno de la cámara baja lo discuta la próxima semana, es poco probable que el Senado lo vea antes del receso por las elecciones legislativas del 4 de noviembre.

La aprobación de esta medida se produce en un momento en que los legisladores republicanos y demócratas critican la escasa presión que el Gobierno ha ejercido sobre China para que aprecie su moneda, el yuan, cuyo bajo valor favorece las exportaciones chinas y castiga a las estadounidenses.

En junio pasado, China anunció que permitiría que el valor de su moneda fluctuara de acuerdo con las fuerzas del mercado, pero el valor del yuan apenas si ha subido.

La semana pasada, en testimonios ante el Congreso, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, elevó el tono de sus críticas a China por la excesiva devaluación de su moneda, aunque no evitó que los congresistas de su partido y la oposición le reclamarán una acción más firme.

Geithner sostuvo que desde junio "los chinos han permitido que su moneda se aprecie frente al dólar en apenas un uno por ciento", mientras que con la mayoría del resto de divisas incluso se depreció, lo que agrava la situación.

Más del 40% del déficit total de EE UU en su comercio internacional de bienes se debe al intercambio con China.

Los sindicatos de trabajadores, las pequeñas empresas manufactureras y los políticos demócratas de los estados más afectados por la reconversión industrial, como Pensilvania, Ohio y Michigan, han instado durante meses a los dirigentes del Partido Demócrata a que aprueben esta legislación.

En general los republicanos se oponen al proyecto de ley, aunque hoy mostraron una mayor conformidad al haber modificado el texto para que no entre en colisión con lo que establece la Organización Mundial de Comercio, dijo hoy el republicano de mayor jerarquía en el comité, Dave Camp, de Michigan.

Camp dijo que no cree que la promulgación de esa legislación sea la solución para el déficit comercial de EEUU con China y culpó al presidente Barack Obama y a la mayoría demócrata porque "no han dado pasos adicionales para aumentar las exportaciones".

De todos modos, añadió Camp, el trámite de este proyecto de ley "le dará a China la señal de que es tiempo ya para que se vean los resultados".

El republicano de Texas, Kevin Brady, argumentó que la legislación no será eficaz y sostuvo que los demócratas ahora han acelerado la tramitación por razones políticas, ante la proximidad de las elecciones legislativas.

El gobierno de Barack Obama, tal como lo hizo el de su predecesor George W. Bush, prefiere manejar las discusiones con China acerca de la apreciación del yuan por vías diplomáticas.