Servicios de inversión

Los brókeres dispondrán de más flexibilidad en la gestión de riesgos

Las empresas de servicios de inversión (sociedades de valores, agencias y gestoras de cartera) tendrán más libertad antes de que finalice el año a la hora de controlar sus riesgos, según el borrador que modifica la circular sobre solvencia de estas entidades. La CNMV lo publicó ayer en su página web y estará sometido a consulta pública hasta el próximo 23 de octubre.

Los cambios que propone el supervisor son producto de varias directivas europeas sobre requisitos de capital y gestión de riesgos. Precisamente, en este último punto es donde aparecen las modificaciones más importantes para los intermediarios bursátiles, que contarán con más flexibilidad. Así, "las posiciones a corto plazo relacionadas con los servicios de pago, compensación, liquidación y custodia estarán exentas de consideración a efectos de grandes riesgos los contraídos frente a una misma persona o sociedad, cuando su valor supere el 10% de sus fondos propios".

El borrador de circular simplifica también el límite de concentración máxima al dejar un único requisito: ninguna firma podrá "incurrir en posiciones cuyo valor total supere el 25% de sus recursos propios". En la circular actualmente en vigor se establecen otros aspectos y excepciones a este punto.

La CNMV recuerda, en todo caso, que los trabajos europeos sobre solvencia aún no han terminado -faltan por definirse varios aspectos de Basilea III, por ejemplo-, de forma que habrá que introducir futuros cambios en esta norma.