La administración concursal pide una prórroga

80.000 acreedores contra Marsans

La administración concursal de la compañía solicita más tiempo para elaborar su informe por el alto número de acreedores.

Gerardo Diaz Ferran, presidente de la CEOE.
Gerardo Diaz Ferran, presidente de la CEOE.

La administración concursal del grupo Marsans ha solicitado al juzgado de lo mercantil número 12 de Madrid una prórroga de un mes en el plazo concedido para elaborar el informe concursal de Viajes Marsans, previsto inicialmente para el próximo 29 de septiembre. La causa principal por la que los administradores reclaman más tiempo es el alto número de acreedores de la compañía de viajes que entró en concurso el pasado 25 de junio.

Los administradores estiman que Viajes Marsans cuenta con entre 60.000 y 80.000 acreedores "teniendo esta administración concursal que revisar toda la documentación aportada por cada uno de estos acreedores para así identificar a cada acreedor", explican en el documento enviado al juez y al que ha tenido acceso este diario. Para hacerse una idea de lo que supone ese número de acreedores puede recordarse que el informe concursal elaborado en diciembre de 2008 sobre Martinsa Fadesa, el mayor concurso en España, indicaba la existencia de 5.979 acreedores; en el caso de Forum y Afinsa el número de acreedores era superior a los 200.000.

Viajes Marsans solicitó su entrada en concurso coincidiendo con el traspaso de la propiedad de la compañía efectuada por sus anteriores propietarios, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, a la firma Posibilitumm, especializada en la gestión y liquidación de empresas en quiebra. Entre los acreedores de Marsans, además de bancos y empresas de viajes y servicios, se encuentran los particulares que compraron billetes de viajes de la empresa posteriormente anulados.

La administración concursal de Marsans añade en su escrito al juzgado que además Viajes Marsans "posee activos de muy difícil valoración (participaciones, acciones en múltiples sociedades, derechos de cobro, etcétera) teniendo esta administración concursal que realizar un examen de la solvencia de las sociedades de las que Viajes Marsans es accionista o acreedora para poder valorar debidamente el valor del activo". La Ley Concursal establece el plazo de dos meses para que la administración elabore su informe provisional pero a la vista de la complejidad del proceso "entiende esta administración concursal que resulta plenamente justificada su petición de que se le conceda un plazo de tiempo extra".

Además los administradores nombrados por el juez en Viajes Marsans advierten que hay otros motivos, entre ellos "la dedicación de una parte significativa del plazo para emitir el informe provisional a intermediar en la negociación del expediente de regulación de empleo". Cuando Viajes Marsans fue declarada en concurso inició un expediente de regulación de empleo que ha afectado a 1.402 trabajadores, expediente aprobado por el juez el 30 de julio pasado.