Adidas ha vendido un millón de elásticas por el Mundial

200.000 camisetas de La Roja con la estrella

200.000 camisetas de La Roja con la estrella
200.000 camisetas de La Roja con la estrella

El pasado Mundial de fútbol no sólo ha proporcionado alegrías a los aficionados españoles. También ha supuesto un éxito sin precedentes para Adidas, la compañía que vistió a la selección campeona y a una de las semifinalistas (Alemania). Desde que finalizó el evento el pasado 11 de julio, la empresa alemana ha comercializado 200.000 camisetas de La Roja con la estrella que la acredita como ganadora del torneo. A raíz del Mundial, la cifra de unidades vendidas se amplía hasta alrededor de un millón, según los datos facilitados ayer por fuentes de la compañía en la sede de Herzogenaurach (Baviera). La firma ha rentabilizado con creces la inversión de nueve millones de euros que le ha supuesto equipar al conjunto dirigido por Vicente del Bosque.

Con todo, pese a su éxito final frente a Holanda, la de España no ha sido la elástica que más éxito ha tenido entre las patrocinadas por Adidas. Este honor recayó en la selección de México, pese a caer en octavos de final frente a Argentina. De la camiseta verde del equipo norteamericano se comercializaron poco más de un millón de unidades. En un segundo escalón, con cifras similares de ventas, están tanto la selección española, como la alemana y la sudafricana. La compañía no facilita datos por países de Alemania 2006.

Sin queja

Adidas no debe de tener queja alguna de cómo le han ido las cosas en el pasado Mundial. Las ventas totales de los 12 equipos representados ascendieron a 6,5 millones de unidades, el doble aproximadamente respecto a 2006. El torneo y el tipo de cambio por las divisas permitió a Adidas lograr un beneficio neto de 295 millones de euros en el semestre, una cifra que multiplica por 23 los 13 millones de igual periodo de 2009. La facturación de la multinacional subió entre enero y junio un 7%, hasta 5.600 millones.

El beneficio neto trimestral creció hasta 126 millones, frente a los nueve millones de los mismos meses del pasado ejercicio, con un crecimiento del 20,2% de la marca Adidas y del 24,4% de Reebok. En ese periodo, la facturación se incrementó un 11% hasta 2.917 millones.

Así las cosas, el presidente de la compañía de las tres rayas, Herbert Hainer, anunció ayer a la agencia Bloomberg que la facturación superará los 11.000 millones de euros, sostenida por el negocio del fútbol. El directivo aseguró que la ausencia de un evento de esta magnitud el próximo año se verá compensado por el rebote de las ventas en grandes mercados como el ruso o el chino. "Veréis cómo volvemos a crecer en 2011", aseguró en una entrevista. Las ventas en el país asiático han vuelto al crecimiento este trimestre, después de retroceder un 10% el pasado ejercicio y otro 16% en el primer semestre. Además, Adidas ha podido subir precios en el país más poblado del mundo después de que se acabasen las rebajas lanzadas para eliminar todo el stock sobrante a raíz del los Juegos Olímpicos de 2008.

Alza de ventas

Las ventas netas de Adidas aumentaron un 15% en Europa Occidental y un 34,3% en los países emergentes del viejo continente, mientras que los ingresos mejoraron un 14,3% en Norteamérica, otro 26,5% en Asia y un 46,2% en Latinoamérica. En Rusia, el mercado de crecimiento más rápido para el grupo -con una cuota de mercado de entre el 65% y el 70% entre las marcas extranjeras-, el incremento deberá alcanzar al menos el 10%, tanto durante este ejercicio como en el siguiente. La compañía no está planeando efectuar adquisiciones de gran tamaño, como la que llevó a cabo en 2005 con su rival estadounidense Reebok. Eso sí, según Hainer, podría comprar empresas con una facturación que "ronde los cien millones de euros".

Según explicó Hainer, el principal reto de la compañía, vistas las buenas perspectivas que maneja, es asegurar la capacidad necesaria para apoyar el crecimiento. Por ello, Adidas está incrementando capacidades en países de bajo coste como Laos, Vietnam y Camboya, que se añaden a los emplazamientos con que cuenta en China. Analistas externos, como los de Deutsche Bank, cuentan con que los salarios en las plantas de la compañía del gigante se incrementen en un 17% en los próximos tres años.

Partido amistoso

Adidas y Puma disputan su partido de la reconciliación

Reconciliación: las dos empresas fabricantes de equipamiento deportivo, fundadas por los hermanos Adi y Rudolph Dassler, celebraron ayer el segundo partido amistoso tras 60 años de enemistad.

Hermandad: la rivalidad entre ambas empresas data de hace más de 60 años. Los dos hermanos, que comenzaron fabricando zapatos juntos, se enemistaron fuertemente por diferencias políticas durante la Segunda Guerra Mundial.