_
_
_
_
Petróleo

El crudo Brent baja un 1,13%, hasta 78,42 dólares

El precio del barril de crudo Brent bajó hoy en Londres un 1,13%, hasta los 78,42 dólares, en una jornada de incertidumbre a la espera del resultado de la reunión de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, que se mostró decidida a intervenir para reactivar la economía del país.

El petróleo del mar del Norte de referencia en Europa, para entrega en noviembre, acabó la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres en 78,42 dólares, 90 centavos de dólar menos que al término de la sesión anterior, cuando se situó en 79,32.

El precio máximo negociado hoy fue de 80 dólares por barril y el mínimo de 78,27.

La esperada reunión de la Fed terminó con la decisión de mantener sin cambios los tipos de interés y de expresar preocupación ante una eventual deflación en la primera economía del mundo, un elemento más que añade dudas sobre la solidez de la recuperación económica global.

El Comité de Mercado Abierto de la Fed destacó que está preparado para intervenir en los mercados si fuera necesario para animar el crecimiento económico y subrayó que la inflación está por debajo de los niveles que considera adecuados.

En un comunicado, la Fed afirmó que "seguirá vigilando" la situación económica, en un momento en que es evidente la ralentización en el crecimiento económico, que fue solo del 1,6 por ciento en el segundo trimestre, frente al 3,7 del primer trimestre.

En este sentido, la autoridad monetaria señaló "estar preparada" para intervenir si la situación lo requiere, lo que se haría, según los analistas, con un nuevo programa de compra de deuda del Tesoro.

Previsiblemente, la decisión de la Fed cambiará poco las cosas y el precio del barril seguirá fluctuando sin grandes cambios cerca de los 80 dólares.

Hoy se conoció un informe del Centro de Estudios Mundiales de la Energía (CGES, por su nombre en inglés), con sede en Londres, en el que se indicó que el barril se mantendrá en una horquilla de entre 70 y 80 dólares hasta al menos mediados de 2011.

El análisis indica que "no hay indicios de que los precios vayan a decantarse en una u otra dirección al no recibir datos clave del mercado (...), ni de lo que puede significar para la futura demanda de petróleo la evolución de la recuperación económica global".

El CGES considera que en estos momentos "parece que hay pocas razones que saquen a los precios de esta horquilla", dado que los suministros son abundantes y la producción por parte de los países no miembros de la OPEP han estado creciendo de manera estable.

El estudio constata el aumento de la demanda mundial de petróleo como consecuencia de la salida de la recesión, pero recuerda al mismo tiempo que "el ritmo del incremento previsiblemente se ralentizará en el segundo semestre de 2010 y en 2011 con respecto a los niveles visto en la primera mitad de este año".

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_