Las cajas y las financieras son las causantes del descenso

El crédito hipotecario cae en julio por primera vez en la historia

El mercado inmobiliario no levanta cabeza. El saldo vivo de los préstamos concedidos por las entidades financieras españolas para la adquisición de vivienda cayó por primera vez en el mes de julio hasta los 1,093 billones de euros (-0,32%), según los últimos datos publicados por la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

El mercado inmobiliario español sigue sufriendo los achaques de las crisis financiera y económica que han arrasado las economías de gran parte del globo desde finales de 2007.

Así, el importe total de los préstamos concedidos por las entidades financieras nacionales para la compra de vivienda cayó un 0,32% en julio hasta los 1,093 billones de euros. Se trata del primer descenso de la historia, según los datos publicados ayer por la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

"Las cifras no muestran un desplome, puesto que el saldo vivo hipotecario crece por debajo del 1% desde mediados de 2009 y era de esperar que en algún momento se registrasen tasas de crecimiento interanuales negativas. La actividad, en términos de saldo, es plana", destacan desde la asociación.

Los expertos aseguran que no significa que el mercado esté paralizado sino que, al ser menor, las amortizaciones se compensan con las nuevas operaciones.

Bancos y rurales, en positivo

Por tipología de entidades existen algunas diferencias. En julio, los bancos y las cooperativas de crédito lograron mantener la variación del importe de sus créditos hipotecarios en positivo. Los primeros, alcanzaron un saldo total de 404.829 millones de euros, lo que supone un 0,74% más que en el mismo mes de 2009; el incremento en el caso de las cooperativas fue del 1,82%, hasta los 71.720 millones.

Por su parte, las cajas de ahorros y los establecimientos financieros de crédito (EFC), dos de las entidades que con más virulencia han sentido los efectos de la crisis financiera, vieron descender el importe de los préstamos para este fin un 1,17% y un 3,89%, respectivamente.

Los EFC cuentan, además, con la morosidad más elevada del sector financiero, que a julio se situaba en el 10,13%. En este tipo de entidades, especializadas fundamentalmente en préstamos al consumo, el importe destinado a hipotecas era en el séptimo mes del año de 16.189 millones de euros.

Las firmas de ahorro, en el lado opuesto, contaban en julio con un saldo hipotecario de 600.487 millones de euros. El mayor de todas las entidades. La morosidad de las cajas de ahorro repuntó en julio hasta el 5,52%.

Los activos hipotecarios titulizados cayeron un 3,44% hasta los 218.292 millones de euros si se comparan con el mes de julio del ejercicio anterior. El mayor descenso fue el de los EFC (-14,3%), que situaron estos activos en los 8.807 millones. El siguiente mayor descenso estuvo protagonizado por los bancos, que situaron el saldo de estos activos en los 99.209 millones (un 5,9% menor al de hace un año). Las cajas cuentan con 93.546 millones en activos hipotecarios titulizados (+0,62%) y las cooperativas 16.732 millones (un 3,91% menos).

La rebaja de tipos no anima el mercado

Los tipos de interés que aplican las entidades financieras en los créditos para la adquisición de vivienda siguieron su curso descendente en el último año. Según los últimos datos publicados por el Banco de España, el tipo medio ponderado para este tipo de préstamos se situaba en julio en el 2,46%. Un año antes era del 2,96%.

Sin embargo, los esfuerzos llevados a cabo por las entidades no han sido suficientes para que se produzca una reactivación visible del mercado inmobiliario, que en España se ha visto especialmente afectado por la crisis financiera y económica.

Los bancos ofrecieron en esta clase de productos tipos de interés más tentadores que sus competidoras, las firmas de ahorro. En julio, los intereses en estos créditos se situaban en el caso de los bancos en el 2,19%, frente al 2,9% de julio de 2009. Por su parte, las cajas de ahorros situaron el coste del crédito a vivienda en el 2,66% en el séptimo mes de este ejercicio, frene al 3,01% de 12 meses antes.

En los préstamos a más de 10 años la situación fue la contraria. Así, las cajas redujeron ligeramente los tipos de interés en estos préstamos del 3,48% al 3,45%, mientras que los bancos los elevaron del 4,77% al 5,89%.