Sindicatos del sector financiero

Los sindicatos inician una carrera para atraer a la plantilla de banca

En tres meses los sindicatos pretenden cerrar los pactos laborales correspondientes a la reestructuración de las cajas, que supondrá la prejubilación de unos 13.000 empleados, según CC OO, y de 20.000 según UGT. También se celebran elecciones sindicales y se inician las negociaciones de los convenios de bancos y cajas.

Los sindicatos que representan a los 269.500 empleados de bancos, cajas y cooperativas de crédito tienen en estos días las agendas completas. La vuelta de vacaciones se ha convertido para los sindicatos del sector financiero, y sobre todo de las cajas de ahorros, en una carrera contrarreloj para concluir todos los acuerdos laborales abiertos como consecuencia de las fusiones tanto totales como virtuales a través de SIP antes de que finalice el año.

Lógico. Las nuevas entidades de ahorro resultantes de la reestructuración del sector tienen previsto finalizar los trámites burocráticos, aprobaciones administrativas y asamblearias en los próximos dos meses para comenzar a operar como nuevas cajas. Y tanto los sindicatos con representación en ellas, como su dirección, pretenden cerrar los acuerdos laborales prácticamente a la vez.

De momento, lo que se han cerrado son acuerdos marco, que deben desarrollarse, explica José María Martínez, secretario general de Comfia-CC OO, quien calcula que al final del proceso de reestructuración habrán salido de las cajas entre prejubilaciones y bajas incentivadas entre 13.000 y 15.000 personas. José Miguel Villa, secretario de la Federación de Servicios de UGT, sin embargo, eleva esta cifra a más de 20.000 en tres años.

Al cierre de 2009 la plantilla del sector de ahorro ascendía a 134.786 empleados.

En estos acuerdos marco se garantiza el empleo, con salidas voluntarias de los trabajadores a través de prejubilaciones o bajas incentivadas, realizadas casi todas con expedientes de regulación de empleo (ERE). También recogerá que los bancos creados por las cajas como cabecera de los SIP se rijan por el convenio de ahorro.

Los sindicatos, además, han comenzado a preparar ya los programas para celebrar sus elecciones sectoriales. En el caso de las cajas éstas se llevarán a cabo el próximo 24 de noviembre, y la de los bancos y cooperativas se producirán casi un mes después, el 22 de diciembre. Aunque la batalla para convencer a la plantilla de bancos y cajas sobre los mejores programas sindicales se iniciará unos 15 días antes, que será cuando se dé el pistoletazo oficial de salida a estos procesos.

Pero por si esto fuera poco, en enero los representantes laborales del sector financiero iniciarán las negociaciones de los convenios de cajas y de bancos, tras cumplirse los cuatro años de vigor de los anteriores. "Tanto las elecciones sindicales como la negociación de los convenios serán muy complicados. La reestructuración de las cajas, con la creación de bancos y los ajustes que ello conlleva complicarán estos procesos", señala Villa. A falta aún de unos meses, CC OO y UGT consideran que el principal protagonista del convenio y de las elecciones sindicales será garantizar el empleo en bancos y cajas en los próximos años. Además, se intentará negociar el papel y convenio de las fundaciones de las cajas que, tras el cambio de ley, pueden constituirse, y evitar la bancarización del sector. Mientras que en los bancos se recogerá el cierre de las oficinas los sábados, que aunque ya se aplica no está reflejado en el convenio.

CC OO es el sindicato mayoritario en las cajas desde la década de los noventa y en los bancos desde 1986.