En Pekín y Shanghái

El iPad debuta en el mercado chino con limitaciones técnicas y un alto precio

El iPad, ordenador tableta y producto estrella de Apple este año, comenzó a venderse hoy en las tiendas de la multinacional de la manzana en Pekín y Shanghái, en un estreno algo deslucido sobre todo por el alto precio y las limitaciones técnicas que tendrá el aparato en China.

Con todo, cientos de personas hicieron cola hoy, a pesar de la lluvia, en la tienda de Apple en la comercial calle de Sanlitun, y el primero de ellos, según comentaron los medios, llevaba cinco días allí acampado para tener el honor de ser el primero en adquirir la soñada tableta.

Vestido hasta con una camiseta en la que se leía "Compré el primer iPad", el incondicional fan, un librero de 35 años, salió de la tienda con dos de estos ordenadores, vitoreado por otros clientes.

La anécdota no oculta, sin embargo, que el iPad chino llega al mercado con muchas dificultades, entre ellas su precio: pese a que se fabrica en el país asiático, será más caro en China que en EE UU, a pesar de que el poder adquisitivo de los ciudadanos chinos es menor.

El modelo de 16 gigabytes costará en China el equivalente a 590 dólares, cuando en EE UU se vende a 499, mientras que el de 64 gigas se ofrecerá a 827 dólares, frente a los 699 en el mercado estadounidense.

Y ello pese a que en China el iPad, a falta de acuerdos con las compañías estatales chinas de telecomunicaciones, el ordenador tableta no podrá todavía utilizarse en la red de Internet convencional, por lo que sus usuarios sólo podrán navegar con wi-fi.

El iPad, por otro lado, tendrá que lidiar con las complicadas condiciones del mercado chino: en primer lugar, el mercado "alegal" de aparatos que desde hace meses se venden en China después de ser importados desde Hong Kong, Singapur o EEUU.

Y en segundo lugar, la existencia de muchos clones locales del iPad, entre ellos los de fabricantes chinos que incluso aseguran que la multinacional de Steve Jobs les birló la idea y el diseño.

El iPad llega además en un año tormentoso para las fábricas del sur de China donde éste se fabrica: esas factorías, de la taiwanesa Foxconn -que fabrica también el iPhone para Apple- han vivido este año una ola de suicidios de trabajadores que, según los analistas, responde a las duras condiciones de trabajo en la compañía.

La tableta de Apple se lanzó el 3 de abril en Estados Unidos, un mes más tarde en otra docena de mercados (España entre ellos) y según la compañía estadounidense vendió ya 3 millones de unidades en los primeros 80 días en el mercado.