Nuevo enfoque comercial

Carrefour da un giro a su estrategia hacia la marca propia

Pretende recuperar cuota reconduciendo sus establecimientos

Caen las ventas de Carrefour en España
Caen las ventas de Carrefour en España

Carrefour pretende ser a los hipermercados de alimentación lo que Ikea es a la venta de muebles o en un plano más local Mercadona en el ámbito de los supermercados". Con este símil ilustraba ayer The Wall Street Journal la que va a ser la nueva estrategia de la enseña Carrefour. Según una entrevista de este medio con el consejero delegado de la francesa, Lars Olofsson, la compañía "quiere transformar sus establecimientos de lo que son ahora, una gran caja en la que se venden marcas de otros, hacia una enseña de consumo por derecho propio". Fuentes de Carrefour contactadas por CincoDías descartaron confirmar o desmentir esta información.

Esta orientación a la marca propia y los bajos precios supone un giro trascendental de lo que ha sido tradicionalmente la marca Carrefour, especializada en productos de alta calidad y que mantenía un buen rango de ventas con precios altos. "Lo que es muy importante es esta percepción de precio. Si soy la cadena minorista preferida por el consumidor, es mucho más probable que también sea la más rentable", afirmó el consejero.

La empresa anunciará en breve cuánto invertirá Carrefour en revisar la estrategia de sus grandes almacenes y en el nuevo enfoque hacia su marca propia. Además, ofrecerá detalles sobre un nuevo sistema de gestión de stocks promovido por la empresa en China, que les permitirá reducir costes, según explicaba el medio estadounidense. Analistas consultados por The Wall Street Journal afirmaban que la inversión será de "varios cientos de millones de euros". A la enseña francesa le urge este cambio en su estrategia porque han perdido cuota de mercado en sus principales establecimientos de todo el mundo durante los últimos cinco años, según datos de Euromonitor International, y se arriesga además a perder su liderazgo en Francia, su mercado natural.

La empresa detallará en breve un nuevo sistema de gestión de stocks más barato

CARREFOUR 16,32 -1,98%

Olofsson entiende además que "Carrefour necesita una posición de liderazgo para justificar su presencia en cualquiera de sus mercados, porque el peso específico de la enseña delante de los proveedores permite mejorar el beneficio". En este sentido, el consejero estimó: "Si colaboramos para que los consumidores gasten menos en su compra, el volumen de ventas de Carrefour crecerá".

Este incremento permitirá a la compañía "negociar mejores acuerdos con los productores y proveedores, mejorando los márgenes de beneficio", explicó. Según The Wall Street Journal, el margen del 3,2% que consigue Carrefour "es el más bajo de entre las cadenas minoristas y la mitad de los que logran sus principales competidores Wal-Mart o Tesco". "Los márgenes van a dejar de ser la mitad de los de nuestros competidores", aseguró.

Olofsson explicó que la empresa pretende ahorrar 1.000 millones de euros a través de reducción de costes y que continuará con esta estrategia en el futuro. "Una manera de incrementar la rentabilidad es subir los precios pero, así, pierdes contacto con el cliente y sus necesidades y, a la larga, pierdes cuota de mercado", dijo.

Repostar más barato en el súper

La patronal de las grandes empresas de distribución en España, Anged, aseguró ayer que "los consumidores ahorran 150 millones de euros al repostar en las gasolineras" de hipermercados y grandes superficies. "El ahorro medio se estima en unos 75 euros por año y consumidor", afirmaron. Las empresas integradas en Anged "disponen de 173 estaciones de servicio, que atienden a más de 40 millones de clientes", según sus propios datos.

La asociación se queja, sin embargo, de que "las trabas a la implantación de nuevas gasolineras impide beneficiarse de estos ahorros a más consumidores". "Este menor precio podría verse multiplicado en un escenario de libre concurrencia, tal como ha asegurado la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), que señala a las trabas administrativas, fundamentalmente desde los poderes locales, como causa principal del escaso desarrollo de las estaciones de servicio en los hipermercados". Estas restricciones "han dejado la cuota de mercado de los hipermercados en apenas el 2%". En Francia alcanzan el 32% y en Reino Unido, alrededor del 11%.