Petróleo

El crudo Brent baja un 0,54%, hasta los 78,48 dólares el barril

El precio del barril de Brent bajó hoy un 0,54%, hasta los 78,48 dólares, pese al descenso de las reservas de crudo en Estados Unidos y la leve mejoría del dato de desempleo en la primera economía del mundo.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en noviembre acabó la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en 78,48 dólares, 43 centavos de dólar menos que al término de la sesión anterior, cuando se situó en 78,91.

El precio máximo negociado hoy fue de 79,64 dólares por barril y el mínimo de 77,87.

Las reservas de petróleo en Estados Unidos disminuyeron en 2,5 millones la pasada semana y quedaron en 357,4 millones de barriles, según los últimos datos del Departamento de Energía.

Estas cifras excluyen la Reserva Estratégica de Petróleo del Gobierno de Estados Unidos, que cuenta con 726,6 millones de barriles, el mismo volumen que en la semana anterior.

El dato era esperado, al contrario que la sorprendente rebaja de la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo, que cayó la semana pasada en 3.000 para situarse en 450.000, el nivel más bajo de los últimos dos meses, según el Departamento de Trabajo.

Las cifras muestran que la situación del mercado laboral en Estados Unidos ha empezado a mejorar, lo que representa una buena noticia en torno a la recuperación del gigante estadounidense.

Tampoco contribuyó a las compras el bajo nivel del dólar, moneda en la que se negocia el crudo, especialmente frente al yuan.

Esta situación creó hoy cierta polémica en EEUU, donde el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, elevó el tono de sus críticas a China por la excesiva devaluación de su moneda.

"China necesita (aplicar) una apreciación significativa y sostenida en el tiempo que corrija la infravaloración (de su moneda) y permita que la tasa cambiaria refleje plenamente las fuerzas del mercado", declaró Geithner.

En medio de las presiones internacionales por este asunto, Pekín anunció el 19 de junio que permitiría una flotación más libre de su divisa, si bien el yuan apenas ha registrado cambios en los mercados desde entonces.