69,2 millones de eurospara el Fondo de Reserva

Las Mutuas han aportado en 2010 más de 694 millones a la Seguridad Social

Las Mutuas de accidentes de trabajo y enfermedad profesional han aportado en lo que llevamos de año 694,4 millones de euros a los fondos de Reserva (la conocida como hucha de las pensiones) y de Prevención y Rehabilitación de la Seguridad Social.

Según informó hoy en una nota la Intervención General de la Seguridad Social, de ese montante global -que sale de los excedentes de la Mutuas durante 2009- 69,2 millones de euros irán al Fondo de Reserva, que supera los 62.500 millones.

El Fondo de Prevención y Rehabilitación -que cuenta con unos 4.500 millones de euros- recibirá 625,2 millones de euros, de acuerdo con el comunicado.

La Seguridad Social recuerda en su nota que hasta el año 2004 no hubo ninguna aportación de las Mutuas al Fondo de Reserva, mientras que las destinadas al de Prevención y Rehabilitación representaban aproximadamente el 10% de las actuales (41,72 millones en 2003 y 62,3 en 2004).

Las aportaciones son fijadas por las auditorías de la Intervención General a las cuentas de las Mutuas y este año, se destaca en la nota, han coincidido en un "99%" con las propuestas formuladas por las entidades.

Para la Seguridad Social este dato es "muy positivo" y confirma que, tras varios años de "profundización en los procedimientos de control contable e inspección, las Mutuas presentan un nivel de transparencia "similar" a los departamentos de la Administración.

En el año 2004 las Mutuas no estaban incorporadas a los sistemas de información contable permanentes de la Administración y sus cuentas, "muy descontroladas, daban origen a innumerables litigios", se afirma en la nota.

Compensarán a las empresas que pacten mejoras para la salud de los trabajadores

Las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedad profesional podrán compensar a las empresas que promuevan programas tendentes a mejorar las condiciones de trabajo o a flexibilizar el cambio de puesto de trabajadores enfermos, informó hoy el Ministerio de Trabajo.

La compensación se realizará a cargo de los excedentes de las mutuas y se destinarán a compensar los gastos en que incurran las empresa por poner en marcha dichos programas, que además deberán ser pactados entre empresarios y trabajadores.

Se trata de una de las medidas incorporada a la reforma laboral durante su tramitación parlamentaria para mejorar las condiciones de salud de los trabajadores, de la que han informado los responsables de la Seguridad Social a los representantes de las organizaciones sindicales y empresariales en la Comisión de Seguimiento celebrada este jueves.

Según informó Trabajo, esta medida ya existe, fruto de acuerdos emanados del diálogo social, para los programas de disminución de la siniestralidad laboral y de las enfermedades profesionales. Pero no existía aún para enfermedades que, sin pertenecer a los listados de enfermedad profesional, guardan relación con las condiciones de trabajo, tales como muchas de las patologías psicosociales.

Para el reconocimiento de este incentivo se exigirá un plan pactado, en el ámbito de la empresa, con la representación de los trabajadores.

La Administración de Seguridad Social ha ofrecido a representantes de trabajadores y empresarios pactar la regulación de estos procesos de colaboración, a fin de conseguir que la reducción del absentismo pase no sólo por el control, sino por la mayor flexibilidad de la jornada, el cambio de condiciones de trabajo, y la reubicación de los trabajadores enfermos, que mejoren la salud integral de los trabajadores.

Las mutuas también podrán anticipar procesos de rehabilitación derivados de lesión o enfermedad común de los trabajadores, y evitar que las listas de espera dilaten su recuperación con perjuicios para su salud.

En la reunión también se dio cuenta de la inclusión durante la tramitación parlamentaria, de una enmienda que garantiza el cobro en dinero líquido del salario mínimo interprofesional, evitando descuentos abusivos por salario en especie que afectaban a los colectivos más desfavorecidos (empleadas de hogar, contingentes extranjeros y otros).

Ep - Madrid