Aboga por devolver las ayudas

Botín asegura que imponer un impuesto a la banca obstaculizará la recuperación económica

Como era de esperar, el presidente de Grupo Santander, Emilio Botín, ha aprovechado la celebración de la III Conferencia Internacional de Banca, a la que asisten lo más influyentes expertos y autoridades del sector financiero mundial, para lanzar un claro mensaje. "Los impuestos al sector financiero no son la medida adecuada para evitar que el contribuyente tenga que asumir los costes de una crisis: no resuelven ninguna de las causas que la originaron, ni ayuda a prevenirlas", defendió el primer ejecutivo de Santander.

Emilio Botín, presidente de Banco Santander
Emilio Botín, presidente de Banco Santander

Botín aboga por que las entidades que han recibido ayudas públicas para recapilizarse durante la crisis devuelvan dichos fondos. Asegura que establecer un impuesto al sector "sería una medida ineficiente y discriminatoria que tendría efectos distorsionantes y, aún más importante, consecuencias negativas para la estabilidad financiera". En su opinión, que es compartida por gran parte del sector financiero español, si se introduce este impuesto no se diferenciará entre las entidades bien y mal gestionadas. Supone una discriminación sobre otros sectores que también han recibido ayudas públicas, y además, su introducción presupone que las entidades con problemas serán rescatadas, lo que aumenta el riesgo moral.

Ante ello, pide que la banca recapitalizada con capital público lo devuelva o, si no pueden superar la crisis que se permita su salida ordenada o venta. También pide que se creen Fondos de Garantía de Depósitos predotados por la banca con capacidad de intervención en caso de crisis como ocurre en España.

Botín defiende la supervisión realizada por el Banco de España frente a la de otros países, lo mismo que los beneficios que han representado para el sistema financiero español las provisiones anticíclicas o genéricas introducidas en la banca española en 1999. Desde 2008, año en el que la crisis financiera se agudizó, sobre todo en España, bancos y cajas han utilizado unos 18.200 millones de euros de estas provisiones para aliviar el impacto de la crisis en sus cuentas. Afirma que no hay "economía sana sin banca sana".

SANTANDER 2,43 0,02%

Considera positivas las normas y el calendario que introduce Basilea III para el conjunto de la banca mundial. "Es una reforma importantísima y de gran calado. Posiblemente la más significativa para el sistema financiero internacional en muchas décadas", declaró.

También aprovechó para insistir en pedir al Gobierno que sea contundente en la aplicación de las reformas estructurales que permitan recuperar al mercado la confianza en España y logre aumentar la productividad y crear empleo. Entre ellas citó como las más urgentes el ajuste presupuestario, la reforma de las pensiones y el mercado de trabajo. Botín, que siempre ha apoyado al Gobierno y se ha convertido en uno de los principales interlocutores entre el Ejecutivo y los empresarios españoles, considera que el Gobierno ya ha dado "pasos importantes" para recuperar la confianza en la economía del país.