Por encima de las previsiones

La inflación del Reino Unido se mantiene invariable en el 3,1% en agosto

La inflación interanual del Reino Unido se situó en el 3,1% en agosto, invariable respecto a la tasa del mes anterior, según los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) divulgados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

Según la ONS, la acción combinada del alza de los precios del transporte aéreo y la ropa con la rebaja de los precios del petróleo, ha provocado que la tasa del IPC se mantenga invariable respecto a julio, aunque todavía por encima del objetivo del 2% fijado por el Banco de Inglaterra.

Las tarifas del transporte aéreo, que se incrementaron un 16% entre julio y agosto -un récord para ese periodo- fueron las que más subieron, seguidas del precio de la ropa, que aumentó un 2,8%, lo que representa el mayor incremento entre estos dos meses desde 2001.

La ONS recuerda que el leve aumento de 0,1% en el precio de los alimentos también ha contribuido a mantener la tasa de la inflación en el 3,1%, lo que ha puesto fin a tres meses consecutivos de descensos.

El dato de hoy, por encima de los pronósticos de la City, probablemente alimentará las preocupaciones en el Banco de Inglaterra sobre la resistencia de la inflación a reducirse.

El Índice de Precios Minoristas (RPI en inglés), que incluye el pago de los intereses de las hipotecas y que se utiliza para calcular los aumentos de sueldos, las pensiones, el impuesto municipal y los pagos hipotecarios, se situó el mes pasado en el 4,7%, frente al 4,8% de julio.

Por su parte, la inflación subyacente -que excluye los elementos más volátiles como la comida y el petróleo- también cayó en un punto porcentual, al situarse en el 4,7%, respecto al 4,8% del julio.