Pago de indemnizaciones y salarios

El gasto del Fogasa se dispara un 60% por el alza de las insolvencias

Las dificultades económicas de muchas empresas, que se han declarado insolventes o directamente han ido a concurso de acreedores, han disparado el gasto del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), que se elevó a 861,65 millones de euros hasta agosto, lo que supone un alza del 60,18% en tasa interanual. La mayor parte de este fondo, que garantiza el pago de indemnizaciones y salarios a los trabajadores cuyas empresas no tienen capacidad para pagar a sus empleados, correspondió al pago de indemnizaciones, con 673,40 millones y un incremento interanual del 67,9%, mientras que los 188,25 millones restantes se abonaron en concepto de salarios.

Según los datos del Boletín de Estadísticas Laborales, que elabora el Ministerio de Trabajo, el número de expedientes resueltos hasta agosto por el Fogasa afectó a 65.059 empresas y a 158.746 trabajadores. En los ocho primeros meses del año hubo 28.681 empresas que se declararon insolventes, lo que afectó a los pagos a 94.000 trabajadores El resto de las empresas que recurrieron al Fogasa (37.731) se vieron afectadas por expedientes de regulación de empleo.

En el análisis por regiones, la Comunidad Valenciana y Cataluña fueron las que más dinero pidieron al Fogasa, con 201,68 y 185,06 millones, respectivamente.