A dónde van estos sindicatos

UGT y CCOO se la juegan. Y lo peor es que no lo quieren saber. Se han empeñado en una huelga general que la gran mayoría de los trabajadores de este país no comparte, y sus líderes han llegado a acusar al mismísimo Congreso de los Diputados de 'contraprogración' por elegir el 9 de septiembre para aprobar la reforma laboral. Y es que ellos ya se habían pedido este día para sus cosas de calentar la huelga. Claro, porque tal y como va el asunto, y a pesar del relativo éxito de la huelga francesa de está misma semana, saben que para no quedar en evidencia, como en la frustrada convocatoria a la huelga de funcionarios antes del verano, tienen que calentar mucho la cosa. ¡Vaya "putada"! ¿No, estimados líderes sindicales? Os habéis metido en un berenjenal que compromete a millones de ciudadanos. Pero todo esto tiene una extraordinaria carga positiva: os habéis retratado. No conozco, y os aseguro que en los últimos 30 años he visto a unos cuantos, a ningún empresario parecido a vuestro Calostro López/Chikilicuatre. Pero bienvenido sea el personaje si ha servido para poner clara la idea que algunos sindicalistas tienen de los empresarios, por lo menos los dirigentes de UGT que han dado el plácet a esa simpática campaña. O la idea que quieren proyectar en la ciudadanía. Y no vale el viejo truco de que es una caricatura, que ya estoy esperando denuncias sindicales por censura. Y lo peor es que Calostro López puede llegar a conseguir lo soñado por ese impresentable empresario que caricaturiza: perjudicar al sindicalismo. Porque todo indica que es muy diferente la sensibilidad, el estilo y el gusto entre dos que, por ahora, van juntos.

Normas
Entra en El País para participar