Vista en el juzgado

Gullón insiste en la readmisión del ex director, que lo ve "imposible"

La empresa Galletas Gullón insiste en la readmisión del ex director, Juan Miguel Martínez Gabaldón, como "mal menor", mientras éste defiende la "imposibilidad" de reincorporarse con cinco procedimientos judiciales abiertos contra su persona.

El Juzgado de lo Social numero 2 de Palencia resolverá el desacuerdo entre Galletas Gullón, con sede en Aguilar de Campo (Palencia), y Martínez Gabaldón, que fueron citados hoy, y dirimir si la galletera debe readmitir a su ex directivo o pagar la indemnización 8,2 millones de euros, más el salario de tramitación.

El juez llamó a ambas partes en respuesta a la solicitud de Martínez Gabaldón pidiendo la ejecución de la sentencia que declaró improcedente su despido y solicitando el pago de la indemnización.

En la vista, que duró más de dos horas, se constató que no hay un acuerdo entre las partes sobre la readmisión y que el juez deberá decidir en base a lo que hoy se ha expuesto en la sala, en presencia de Martínez Gabaldón y el actual director general, Félix Gullón.

La parte que representa a Martínez Gabaldón insistió en que "no existe una voluntad incondicional" de readmitir ex director, que no "no hay buena fe" y que es imposible que el ex director se reincorpore "mientras la empresa continua con su ataque, querellas y procedimientos judiciales en los que afirma que es un ladrón y que ha estafado a la compañía".

El letrado defendió que el acuerdo debería haberse producido en los cinco días a partir de la notificación de la sentencia y al no ser así entiende que procede la extinción del contrato.

Sostuvo asimismo que la readmisión en las condiciones actuales sería "un fraude de ley y un abuso de derecho y contrario a la moral y al orden publico" por lo que ha pedido "la tutela" del Juzgado para evitar este "abuso".

El abogado de la otra parte reiteró la voluntad de la empresa de readmitir al ex director como "un mal menor", teniendo en cuenta que el pago de la indemnización "astronómica" podría poner en juego la continuidad de la compañía y su política de empleo.

Recordó que Martínez Gabaldón confirmó su acuerdo para reincorporarse en la empresa el pasado 13 de abril, una vez conocida la sentencia que declaró improcedente su despido. Agregó que no existe ninguna sentencia anterior que interprete cual es el plazo para decidir la readmisión o la extinción en los contratos de alta dirección.

En su declaración Félix Gullón, expresó su voluntad de recuperar la "buena relación" que mantenían antes del despido y de solucionar el resto de los problemas una vez que Martínez Gabaldón recupere su puesto, por "el bien de la compañía y de la familia".