Reforma mercado laboral

CC OO y UGT exigen a Zapatero una profunda reforma fiscal tras la huelga

A los máximos líderes sindicales de CC OO y UGT no les preocupan las encuestas, creen que el 29-S habrá un "huelgón". Es más, ya se ponen en el día después. Para entonces exigen al Gobierno que rectifique la reforma laboral y que reabra el debate fiscal para recuperar impuestos derogados y "hacer una reforma en profundidad". Además, Ignacio Fernández Toxo (CC OO) admitió que a partir del día 30 "habrá que hacer una relectura" del movimiento sindical.

CC OO y UGT exigen a Zapatero una profunda reforma fiscal tras la huelga
CC OO y UGT exigen a Zapatero una profunda reforma fiscal tras la huelga

Os acordáis Antonio (Gutiérrez) y Nicolás (Redondo) que las encuestas anteriores a la huelga del 14-D en 1988 reflejaban también que ésta no tendría ningún éxito? De esta forma irónica, el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, restaba ayer importancia a los numerosos sondeos que vaticinan estos días que la huelga del próximo 29 de septiembre podría ser un fracaso de seguimiento.

Toxo hacía este recordatorio de forma pública, en un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, a quienes en 1988 -año en el que se celebró la huelga con mayor éxito de la democracia- dirigían CC OO y UGT. Y con ello quiso aventurar que, pese a las encuestas, el paro del 29-S será "un huelgón". Tanto Toxo como el secretario general de UGT, Cándido Méndez, expusieron un rosario de argumentos a favor de la huelga general, que justifican porque los ajustes de gasto del Gobierno "retrasarán a España de la salida de la crisis" y "la colocarán en el furgón de cola dentro de una Europa de dos velocidades"; mientras que la reforma laboral -que se aprueba hoy- "alentará que los empresarios sigan apostando por los recortes en lugar de mejorar su competitividad".

Ante estas buenas expectativas de huelga, Toxo y Méndez ya se ponen en el día después al paro para reclamar soluciones. Este último se mostró convencido de que el Gobierno rectificará la reforma laboral y ambos coincidieron en exigir al Ejecutivo que reabra el debate fiscal tras la huelga como vía principal para salir de la crisis. "Hace falta retomar un pacto de Estado por la economía, que incluya una profunda reforma fiscal que, recupere figuras impositivas derogadas", dijo Toxo. En esta misma línea, Méndez aseguró que "el problema no es que gastemos mucho, sino que ingresamos poco". Y precisó que otra de las soluciones a la crisis es "apostar por los estímulos" públicos. Así, defendió nuevos aumentos de gasto, y quitó importancia al cumplimiento del objetivo de déficit del 3% y de deuda del 60% que marca Bruselas, porque "sólo son compromisos políticos, no designios económicos irrefutables". Y exigió una reforma energética

Méndez reclama más aumentos de gasto público y una reforma energética

Los sindicatos hacen estas exigencias desde la posición de fuerza que presumen que les dará el éxito de la huelga. Si bien Toxo admitió que independientemente del resultado del 29-S, "a partir del día 30 habrá que hacer una relectura del movimiento sindical". Méndez se escudó en que sea cual sea el seguimiento de la huelga habrá quien la considere un éxito y quien hable de fracaso. Todo esto ha llevado a Toxo y Méndez a suspender al Gobierno: el líder ugetista otorga una nota "inferior al 3" a la gestión de los socialistas, mientras que Toxo les da "un cero bien redondo".

12.000 millones menos por el fin del seguro de paro

Entre las preocupaciones sindicales para un futuro próximo están "el globo sonda lanzado por el Gobierno para reformar las prestaciones por desempleo", según denunció Toxo. En su opinión, endurecer su acceso para reducir la tasa de cobertura de los parados (ahora el 70% recibe algún tipo de ayuda) y así aminorar el gasto. Según CC OO, cuanto finalice este año se habrán agotado 744.000 prestaciones contributivas por desempleo. Esto supondrá al Estado una merma de ingresos 12.000 millones (3.5000 millones menos de cotizaciones y el resto en consumo e impuestos).

Otros dos temores sindicales que se avecinan son la reforma de las pensiones y la "injerencia" del Gobierno y el Parlamento en la negociación con CEOE para reformar la negociación colectiva.