_
_
_
_
_
Cumpleaños de la ciudad de Shenzhen

El símbolo de la economía de mercado china celebra su 30 aniversario

La ciudad de Shenzhen, construida hace 30 años prácticamente de la nada por China para probar en ella la economía de mercado tras décadas de maoísmo, celebró hoy su trigésimo aniversario con un acto en el que participó el presidente Hu Jintao, informó la agencia oficial Xinhua.

Vista general de la ciudad de Shenzhen
Vista general de la ciudad de ShenzhenEfe

La urbe de cuatro millones de habitantes (nueve si se le suman las áreas metropolitanas), que hace tres décadas era un pueblo de pescadores, es hoy sede de gran parte de la industria tecnológica china, tanto la nacional como la de las multinacionales que invierten en el gigante asiático.

En el acto conmemorativo, el secretario del Partido Comunista en Shenzhen, Wang Rong, destacó que la ciudad continuará jugando el papel de pionera en el desarrollo de China, así como de "vanguardia del desarrollo científico" del país asiático.

Deng Xiaoping, padre de la reforma y apertura económica de China, decidió a principios de los 80 probar de forma experimental las reglas del mercado capitalista en Shenzhen.

El emplazamiento elegido no fue casual, y se basó en el hecho de que era la localidad más cercana a la entonces colonia británica de Hong Kong, uno de los centros punteros de las finanzas y el comercio de Asia Oriental.

En tres décadas, la ciudad se ha convertido en una urbe de rascacielos, dedicada casi plenamente a la industria de la exportación -especialmente en el sector tecnológico- y una de las zonas con mayor nivel de rentas del país asiático, por lo que continúa atrayendo mucha inmigración.

Este año Shenzhen ha ocupado muchas páginas en los diarios chinos, pero no por celebrar su aniversario sino porque es allí donde se ha producido la alarmante ola de suicidios en las fábricas de la multinacional tecnológica taiwanesa Foxconn, que fabrica, entre otras cosas, el iPad y el iPhone para Apple.

Esta ola de suicidios ha llevado a China a reconsiderar las condiciones de trabajo de sus obreros en las fábricas del país, muchas de ellas destinadas a la exportación de productos a todo el planeta y donde suelen predominar los largos horarios y los bajos salarios.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_