Quiere volcarse en Asia

Pernod da por cerrada la venta de bodegas en España

Pernod Ricard da por cerrada la venta de bodegas en España, después de haberse desprendido de Bodegas Velasco y Marqués de Arienzo. El gigante francés planea centrarse en el mercado asiático y en reducir su deuda de más de 10.500 millones.

Pernod da por cerrada la venta de bodegas en España
Pernod da por cerrada la venta de bodegas en España

El segundo mayor productor de bebidas espirituosas del mundo ha puesto punto y final a su temida salida del mercado español. Así lo ratificó Bruno Rain, uno de sus directores ejecutivos y ex director del grupo en España, tras la presentación del balance en el ejercicio fiscal 2009-2010, ayer en París. "El mercado español está en declive, con una caída global del 12%. Pero tenemos la esperanza de que, una vez se haya alejado la crisis, vuelva a crecer de nuevo", comentó.

Las últimas ventas de las propiedades de Pernod Ricard en España tuvieron lugar este mismo verano. Bodegas Velasco, fabricante del pacharán Zoco, se traspasó a Diego Zamora por 32,4 millones de euros, a finales de junio. Y en agosto, se liquidó Marqués de Arienzo a dos casas, Muriel y Marqués de Riscal, por 28 millones.

Unas desinversiones que figuran dentro de la estrategia de la empresa para refinanciar el desembolso de 5.600 millones de euros que le supuso la compra de Absolut en 2008.

Otro de sus objetivos es reducir su deuda, que supera los 10.500 millones

PERNOD RICARD 190,70 0,37%

Rain explica que el sector peor parado con la crisis ha sido la hostelería, anteriormente con un peso histórico en torno al 70% del consumo. "Ahora está en el 60%, pero imaginamos que los españoles vuelvan a salir y consumir habitualmente. Cuándo, es muy difícil saberlo", añade.

Pese a la difícil situación, Pernod Ricard sigue teniendo una importante presencia en el país y, de hecho, ha aguantado mejor la caída, estimada en un 6% en su caso. Con ello mantiene su liderazgo en volumen y supera ligeramente en valor a la número uno del mundo, la británica Diageo.

"A diferencia de ellos, no hemos querido entrar en batallas de bajadas de precios y por eso mantenemos un buen nivel", desentraña Rain.

A grandes rasgos, Europa se resiente y Estados Unidos tiene un mercado "muy complicado" -en palabras de Rain- a pesar de ser el mayor consumidor de espirituosas del planeta. Pero queda Asia, donde Pernod Ricard ha experimentado un crecimiento cercano al 14%, y los países emergentes. Y en Latinoamérica, sus whiskys alcanzan tasas "de doble dígito" en México, Venezuela y Brasil.

Rain sostiene que el eje estratégico de los próximos años es reducir la deuda, al menos "significativamente". El pasado año se consiguió reducir en 1.090 millones, pero todavía se eleva a 10.584 millones.

El beneficio aumenta un 1%

Aunque a nivel global la compañía ha registrado un descenso de facturación del 2%, esto se debe principalmente al efecto negativo del cambio de divisas euro-dólar, con una fuerte volatilidad durante el ejercicio, y la eliminación de su cartera de tres de sus marcas: Tía María, Wild Turkey y Bisquit. De modo que, en su estructura interna reciente, las ventas han aumentado realmente en un 2%. Con ello, su facturación se cifró a 7.081 millones. El beneficio creció un 1%, hasta los 951 millones de euros en el pasado curso.

Pernod Ricard obtiene el 55% de sus ingresos a través de sus 14 marcas estratégicas. Absolut Vodka, Chivas Regal, Jameson, Havana Club, Beefeater y Kahlua son algunas de las grandes conocidas en España.

Mientras que un 17% se genera mediante etiquetas locales y un 5% con sus bodegas de vino. El resto no forman parte de los "productos clave", como define Rain, sino que simplemente "son útiles al grupo".