Sus títulos se disparan un 25%

Burger King vuelve a manos del capital riesgo tras pagar 3G 3.120 millones

La firma de capital riesgo 3G Capital ha llegado a un acuerdo para comprar Burger King por cerca de 3.120 millones de euros, incluida la deuda de la rival de McDonald's. La operación no es definitiva, ya que Burger King ha abierto un plazo de 40 días, hasta el próximo 12 de octubre, para recibir propuestas alternativas, lo que provocó que sus títulos se dispararan un 25% en Bolsa.

Burger King repartirá comida a domicilio
Burger King repartirá comida a domicilio

La cadena de comida rápida Burger King va a regresar, si ninguna otra oferta competidora lo impide, a manos del capital riesgo con el fondo 3G Capital, que va pagar 4.000 millones de dólares (unos 3.120 millones de euros) incluyendo la deuda de la cadena de hamburgueserías. Con este acuerdo, 3G disipaba ayer los rumores que apuntaban una inminente oferta por la multinacional.

Los accionistas de Burger King recibirán 24 dólares por cada título de la sociedad. Una valoración que representa una prima del 46% respecto al precio de cierre en Bolsa del pasado 31 de agosto, cuando se desataron las especulaciones sobre la posible compra de propietaria del Whopper. El mercado recibió positivamente la operación, ya que sus acciones se dispararon un 24% después de desvelarse los términos del acuerdo. Los títulos de Burger King subieron ayer el 25%. Sobre todo porque la operación no es definitiva. Las dos sociedades se han dado de plazo hasta finales de año para cerrar los términos de la operación y al mismo tiempo dejan la puerta abierta a posibles contraofertas.

La compañía está dispuesta a escuchar nuevas propuestas en los próximos 40 días, es decir hasta el 12 de octubre. Los analistas destacan que el precio que pagará 3G multiplica por nueve el Ebitda) de Burger King durante el último ejercicio, cuando las ventas de la multinacional sufrieron el impacto de la crisis.

"En mi opinión, parece un buen precio para los accionistas y no creo posible que aparezcan ofertas competidoras más elevadas", aseguraba ayer a Reuters el analista de la firma Telsey Advisory Group, Tom Forte. Entre los posibles competidores, el mercado especula con otras firmas de inversión como la británica 3I Group.

"La valoración de Burger King se ha realizado en base a unos fundamentales positivos que probablemente no consiga en los próximos años", aseguraba a Bloomberg el analista especializado en el sector de hostelería, Steve West, que el pasado miércoles valoró en 23 euros el precio que podía alcanzar cada acción de Burger King en una operación de venta atractiva para sus inversores. En el pasado ejercicio, Burger King recortó sus ingresos un 1,4%, situándolos en 2.500 millones de dólares. De esta cifra, aproximadamente dos tercios proceden de Estados Unidos y Canadá.

Estos dos mercados son los que más han notado en el último año el efecto de la crisis y el trasvase de las preferencias de los consumidores hacia otro tipo de productos. Burger King también aseguraba en la última presentación de resultados que el retrocesos de sus ventas en los mercados más maduros, como Europa, lo compensaba con su crecimiento en Asia y América Latina.

Para tratar de relanzar su negocio tanto en los mercados europeos como en Norteamérica, la actual dirección de Burger King ha puesto en marcha la remodelación de gran parte de su red de establecimientos sin olvidar la renovación de su oferta, para tratar de atraer a clientes que hasta ahora han quedado fuera de este tipo de cadenas de alimentación. Por ejemplo, en España trata de buscar nuevos nichos de mercado, como locales propios dentro de los grandes almacenes de El Corte Inglés, donde ya ha abierto los primeros puntos de venta.

La compañía de restaurantes ya estuvo en manos de firmas de capital riesgo antes de empezar a cotizar en bolsa hace cuatro años. En 2002, un grupo de inversores liderado por TPG Capital, Bain Capital y Goldman Sachs Capital Partners compró la cadena de hamburgueserías por cerca de 1.500 millones de dólares al fabricante británico de bebidas alcohólicas Diageo. Actualmente estás firmas poseen el 31% del capital.

Un fondo de tres magnates brasileños

El fondo de capital riesgo que se haría con el control de Burger King, si no surge una oferta más tentadora en los próximos 40 días, es el vehículo de inversión de tres empresarios brasileños, Jorge Paulo Lemann, Marcel Herrmann Telles y Carlos Alberto da Veiga Sicupira, según tres fuentes cercanas a la sociedad citadas por Bloomberg. Estos magnates fundaron el banco de inversión brasileño Banco de Investimentos Garantia. En 1998, acordaron su venta a Credit Suisse por unos 675 millones de dólares (alrededor de 526 millones de euros al cambio actual).

La fortuna personal de Lemann, en concreto, está estimada en 11.500 millones de dólares (8.977 millones de euros), según los datos de este año de la revista Forbes. æpermil;l y sus socios mantienen también una participación en la mayor cervecera del mundo, Anheuser-Busch InBev.

Deforestación

La cadena de hamburgueserías dejará de comprar aceite de palma de la indonesia PT Smart, dueños de Sinar Mas. Una campaña de Greenpeace, que los acusaba de deforestar los bosques, ya ha conseguido que Nestlé y Unilever también abandonen a este proveedor.