Planea el cierre de doce oficinas

RBS recortará 3.500 puestos de trabajo en el Reino Unido

El banco británico Royal Bank of Scotland (RBS), parcialmente nacionalizado, planea la supresión de 3.500 puestos de trabajo como parte de un programa destinado a reducir los centros de administración bancaria en todo el Reino Unido.

Según informó el banco, los recortes afectarán a los empleados que no trabajan de cara al público, especialmente en el área de informática, y se suman a los 4.000 anunciados el año pasado.

El banco, cuyo 83% está en manos del contribuyente británico, planea el cierre de doce oficinas en Inglaterra. Parte de estos recortes se aplicarán como resultado de la decisión del RBS de vender 318 sucursales al banco Santander, por lo que habrá una reducción del número de clientes y transacciones.

El RBS precisó que esta última supresión de empleos empezará a concretarse a principios de 2011 y el proceso durará hasta 2012. La Comisión Europea ha pedido al RBS que reduzca el número de sus sucursales, con el fin de cumplir con las leyes de competencia después de que fuese rescatado por el Gobierno británico.