Bolsa de Nueva York

Wall Street suaviza las caídas de esta semana apoyado en el PIB y en la confianza de los consumidores

Después de una semana en la que los datos macroeconómicos no han hecho otra cosa que incrementar los temores y despertar los fantasmas de la recesión entre los inversores, este viernes el parqué neoyorquino ha tomado un respiro. Los datos referentes al PIB del tercer trimestre de 2010 han sido mejor de lo esperado, noticia que se suma a la disminución de las peticiones por desempleo de la jornada anterior. Pese al repunte de las últimas horas, el Dow Jones ha bajado un 0,61%, en el cómputo global de estos cinco días.

Por su parte, el S&P 500 ha registrado, durante la semana del 23 de agosto, un descenso del 0,66%, mientras que el Nasdaq ha retrocedido un 1,20%.

A lo largo de esta sesión el selectivo de industriales Dow Jones ha conseguido recuperar los 10.000 puntos que llegó a perder hace un par de días, manteniéndose en los 10.150 tras el ascenso del 1,65% obtenido al cierre. Los otros dos indicadores de referencias también se han vestido de verde. El S&P 500 ha subido un 1,66%, hasta los 1.064puntos, superando al Nasdaq con un 1,65% (2.153puntos).

El departamento de Comercio de EE UU ha dado a conocer el dato revisado del PIB correspondiente al segundo trimestre del año. El resultado arroja un crecimiento del 1,6%, dos décimas por encima de lo previsto por los analistas y ocho por debajo del calculado inicialmente.

DOW JONES 27.691,49 0,00%

De la cifra difundida se desprende la idea de que la primera economía del mundo ha ralentizado su recuperación, tal y como ha afirmado hoy el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke , en un discurso ante los jefes de los bancos centrales en Wyoming. El máximo responsable de la Fed ha indicado que el organismo está preparado para adoptar las medidas que sean necesarias para evitar que el país caiga en un período de deflación.

El incremento del PIB se ha debido fundamentalmente a las aportaciones procedentes de las inversiones fijas no residenciales, el consumo personal, las exportaciones y el gasto del Gobierno federal. Pese a todo, la desaceleración ha vuelto a hacer su aparición favorecida por un incremento de las importaciones.

Asimismo, en esta jornada se ha sabido que la confianza de los consumidores en EE UU ha aumentado en agosto menos de lo previsto en un principio respecto al mes de julio, momento en que alcanzó el nivel más bajo de los últimos ocho meses. De esta forma, el índice medido por la universidad de Michigan se sitúa en los 68,9 puntos, inferior a los 69,6 esperados por los economistas.

Este indicador está estrechamente relacionado con la intención de consumo de los ciudadanos, principal motor de la economía estadounidense. El ligero incremento es interpretado como un indicio de que los consumidores continuarán gastando con cuidado, aunque sin tanta presión.

Empresas del día

En el apartado empresarial, los inversores han estado pendientes de la evolución experimentada por Intel. De acuerdo a lo publicado por la compañía -que a lo largo de esta semana ha sido uno de los protagonistas tras anunciar la compra del McAfee- los ingresos para el tercer trimestre caerán desde los 12.000 millones de dólares iniciales, hasta los 11.000 millones previstos en el último momento.

La principal causa de esta rebaja se debe a una disminución de las ventas que se ha intentado compensar con unos precios ligeramente superiores. Al cierre, los inversores no han tomado con excesiva preocupación la noticia y la empresa en cuestión ha subido un 1,05%.

Otro de los referentes de la jornada, y sobre todo de los últimos días, ha sido Hewlett-Packard después de elevar su oferta de compra sobre 3Par a los 2.000 millones de dólares. Horas antes, el también fabricante de ordenadores Dell anunciaba que igualaba la propuesta anterior de HP, situada en los 27 dórales por acción, es decir, los 1.800 millones de dólares.

Ambas empresas luchan por hacerse con el control de la compañía especializada en almacenamiento virtual de datos con el objetivo inmediato de hacer frente a su mayor rival, IBM. A la espera de ver cómo se soluciona este culebrón de intereses, HP ha cerrado con un descenso del 0,47%, mientras que su contrincante ha ascendido un 1,17% y la codiciada 3Par se ha revalorizado un 24,47%.

Dentro del selectivo Dow Jones, con sus treinta valores de referencia, la empresa más cotizada ha sido Du Pont, al subir un 3,77%, seguida de Caterpilla (+3,38%) y Boeing (+3,20%).

Por el contrario, entre las peor paradas se hallan Hewlett-Packard (-0,47%), que ha sido la única que ha caído, acompañada de Wal-Mart (+0,14%) y Microsoft (+0,38%), ocupando el penúltimo y antepenúltimo puesto respectivamente.

Respecto a las materias primas, el barril de crudo de Texas se encareció un 2,44% y terminó en 75,15 dólares por barril, cerrando la semana con un precio superior al del viernes pasado.