Independientemente del resultado de las primarias

'The Economist' considera que Tomás Gómez saldrá fortalecido de las primarias

La revista británica The Economist considera que el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y aspirante socialista a gobernar la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, saldrá fortalecido del proceso de elecciones primarias de su partido "sea cual sea el resultado".

Además, el semanario augura, en un artículo aparecido en su último número, un "futuro brillante para el primer político que desde dentro del propio partido de Zapatero le hace frente".

En un artículo titulado "Perdiendo su agarre" ("Losing his grip") el semanario informa de que Zapatero "se enfrenta a una insurrección menor en su propio partido" que, sin embargo, indica que está perdiendo "el puño de hierro" que antaño tenía sobre el PSOE.

El periodista atribuye a Tomás Gómez, el "hasta ahora poco conocido ex alcalde de una ciudad dormitorio" (Parla, cercana a Madrid), "un acto valiente de desafío" ante el intento de Zapatero de "imponer" a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, como candidata socialista a las elecciones a la Comunidad de Madrid.

Según The Economist, lejos de "doblegarse a las demandas de su jefe", el "aguerrido" líder de los socialistas de Madrid ha forzado una votación interna -las primarias- que se celebrará en octubre próximo, y de la que Zapatero saldrá "dañado" si su candidata no recibe el apoyo de los militantes.

Con el PSOE situado diez puntos por detrás del PP en las encuestas para las elecciones nacionales, el semanario considera que la "fragilidad del gobierno en minoría de Zapatero" podría obligarle a adelantar los comicios de 2012, lo que dejaría una pregunta en el aire: "¿Se presentará Zapatero a las próximas elecciones?".

El periodista se hace eco de los "abundantes" rumores que circulan, como por ejemplo, que Sonsoles Espinosa (esposa del jefe del Ejecutivo) estaría "cansada" de vivir en la Moncloa o que Zapatero sabe que sus "impopulares reformas económicas y medidas de austeridad para reducir el déficit presupuestario" le habrían convertido en una "figura tóxica".

El autor del artículo llega a aventurar los nombres de tres miembros del actual Gobierno como posibles sucesores de Zapatero: el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el ministro de Fomento, José Blanco.

Sin embargo, admite el articulista, todavía "no hay presiones públicas" para un relevo socialista y aún es temprano para descartar a Zapatero, cuyos aliados describen como "un atleta político de primera categoría, preparado para cualquier cosa".

El "único consuelo de Zapatero", continúa el artículo, es que su compañero "a la cola de las encuestas" es el líder del PP, Mariano Rajoy, con "resultados aún peores", por lo que la victoria en las próximas elecciones generales será del "partido que sea lo suficientemente valiente como para deshacerse de su líder".