Decimoséptima caída consecutiva

El IPC cae en Japón un 1,1% en julio

El Índice de Precios al Consumo de Japón (IPC) bajó en julio un 1,1% respecto al mismo mes del año anterior, lo que supone la decimoséptima caída consecutiva de los precios, según informó hoy el Gobierno nipón.

El descenso es una décima superior al dato registrado en junio y coincide con el pronosticado para julio por los analistas consultados por la agencia Kyodo.

El indicador, que excluye los alimentos frescos por su excesiva volatilidad, se situó ese mes en el 99,0 con respecto a la base de 100 fijada en 2005, indicó el Ministerio del Interior y Comunicaciones.

El IPC en el área metropolitana de Tokio, considerado un referente para calcular la evolución futura de los precios, cayó un 1,1% interanual en el mes de agosto.

Estos datos indican una moderación en la caída de los precios en Japón, lo que coincide con las previsiones del Banco de Japón (BOJ), que esperaba una mejora gradual del IPC, uno de los problemas que atenaza la recuperación nipona.

El BOJ, que mantiene una política de tipos de interés cercanos a cero desde finales de 2008, espera que la inflación se vaya estableciendo en la economía japonesa progresivamente en el año fiscal 2011, que comienza el próximo abril.

La caída de los precios ha hecho que las empresas japonesas contengan su inversiones ante una caída en sus ingresos por la deflación, mientras que los consumidores mantienen un nivel de gasto moderado que no ayuda a la recuperación.