Hasta 2011

Fomento dispondrá de 700 millones para salvar 49 obras

El ministro de Fomento, José Blanco, ha avanzado en su comparecencia en el Congreso que dispondrá de otros 200 millones adicionales, además de los 500 con los que contaba para iniciar la licitación de obra pública para este año.

El ministro de Fomento, José Blanco, comparece en el Congreso.
El ministro de Fomento, José Blanco, comparece en el Congreso.

"Esa partida se ha logrado a través de los ahorros obtenidos en partidos relacionadas con el gasto corriente del Ministerio", subrayó Blancó, quién precisó que el número de obras que se han salvado de los ajustes presupuestarios serán 49. El titular de Fomento tan sólo detalló la carretera y la provincia en la que se encuentra la obra, ya que, señaló, "la lista tan sólo será definitiva cuando se apruebe en los Presupuestos Generales del Estado".

El ministro de Fomento ha anunciado la licitación de las ocho primeras obras que se incluirán en el Plan Extraordinario de Infraestruturas (PEI) de financiación público-privada y que se adjudicarán antes del fin de 2010, durante su comprecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso.

Blanco consideró que "hacer público este listado es importante, tanto para los ciudadanos como para las administraciones", así como "para que las empresas del sector puedan plantear sus estrategias internas y su política de alianzas a la hora de acudir a estas actuaciones".

Las ocho actuaciones son: el acceso ferroviario al Aeropuerto de Alicante; el acceso ferroviario al Puerto de Algeciras; la autovía A-66 en el tramo Benavente-Zamora; el centro logístico ferroviario de Aranjuez; la línea de Alta Velocidad Albacete-La Encina-Alicante (Instalaciones); la línea de Alta Velocidad Olmedo-Ourense-Santiago; la línea de Alta Velocidad Zaragoza-Teruel (electrificación), y el Complejo Vialia de Vigo-Estación de Alta Velocidad.

El PEI, que movilizará una inversión de 17.000 millones en los dos próximos años (el equivalente al 1,7% del PIB), es una apuesta conjunta del Gobierno, las entidades financieras y las empresas del sector para relanzar la actividad económica y generar empleo.

En torno al 70% de las inversiones se destinan al ferrocarril, por su demostrada contribución a la sostenibilidad del sistema de transportes. Alrededor del 30% de las inversiones restantes se reservan a la mejora de las infraestructuras viarias, incluyendo mejoras en el transporte colectivo por carretera.

Basado en un modelo concesional, el PEI establece el pago de las infraestructuras una vez se haya finalizado y puesto en servicio la obra, a lo largo de un amplio periodo de tiempo (de 25 a 30 años). De esta forma su repercusión sobre las cuentas públicas se aplaza a 2014. Con ello, el Plan no compromete los objetivos del Gobierno de disminución del déficit público para 2013.

Para su realización, el Plan cuenta con la participación del Banco Europeo de Inversiones (BEI), del Instituto de Crédito Oficial (ICO), y la colaboración de la Asociación Española de la Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA).

A juicio de Fomento, el PEI es "plenamente financiable", ya que se ha diseñado para que las entidades financieras puedan asumir los riesgos asociados a los proyectos y, a su vez, recibir una rentabilidad adecuada.

El Gobierno confía en que el PEI favorecerá la creación de empleo tanto a corto como a largo plazo, primero, para la construcción de infraestructuras y posteriormente, para su conservación y mantenimiento. Blanco.

Fomento garantizará el 50% de la ayuda al transporte aéreo para Canarias y Baleares

El Ministerio de Fomento propondrá a través de la Ley de Presupuestos Generales un "mecanismo corrector" para mejorar la eficiencia de las subvenciones al transporte aéreo con el objetivo de seguir garantizando el 50% de esta subvención para los residentes en Canarias, Baleares y Ceuta y Melilla, aunque fijará un tope a la tarifa.

Durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, el titular de Fomento, José Blanco, indicó que este mecanismo se articulará en el ámbito del plan de austeridad de su departamento, que contará con 700 millones de euros, frente a los 500 millones de euros anunciados la pasada semana, para salvar un total de 49 infraestructuras.

Blanco explicó que "se establecerá un tope a la tarifa subvencionable, de forma que una minoría, la que adquiere los billetes más caros, no consuma un volumen de recursos proporcionalmente exagerado como ocurre en estos momentos". "No es razonable que se subvencione el transporte aéreo en clase 'business'", apuntó.

En esta misma línea, señaló que a partir de septiembre se aprobará una orden ministerial por la que se regirán las nuevas tarifas que aplicará Ineco, ingeniería del Ministerio de Fomento.

Las nuevas tarifas bajarán un 14% de media y se aplicarán con efecto retroactivo desde el 1 de enero de este año. De esta forma, aseguró Blanco, se disminuirá el gasto realizado por Fomento en las encomiendas que realiza a la empresa pública de ingeniería de transporte.

Blanco destacó las reformas estructurales llevadas a cabo por Fomento, como las de navegación aérea, o las del sistema portuario y aeroportuario, para mejorar "la eficiencia y eficacia" en la gestión del sistema de transportes, con "un ahorro muy importante de costes".

"Es cierto que aún tenemos importantes infraestructuras pendientes de finalizar, como el cierre de corredores viarios y grandes líneas de Alta Velocidad", reconoció Blanco, así como aspectos por corregir relacionados con la intermodalidad, como el transporte de mercancías.

No obstante, aseguró que España está "a la cabeza de Europa" en dotación de infraestructuras de transporte, pese a ser la quinta economía europea y puede competir con cualquier país europeo en dotación de autovías y AVE y en aeropuertos y puertos.