Petróleo

El crudo de Texas baja el 0,97% y cierra a 73,10 dólares el barril

El barril de crudo de Texas bajó hoy el 0,97% y cerró a 73,10 dólares en Nueva York, en paralelo a la jornada variable que tenía el mercado bursátil neoyorquino y al avance del dólar ante el euro y otras monedas.

Al concluir la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en octubre, que comenzaron a tomarse hoy como referencia, restaron 72 centavos al precio del viernes, después de mostrar una moderada tendencia al alza en los comienzos de la jornada.

Los contratos de crudo de Texas con vencimiento más inmediato han cerrado en negativo las últimas cuatro sesiones y se mantienen en el nivel más bajo desde el pasado 6 de julio, cuando cerraron a 71,98 dólares el barril.

En el conjunto de la pasada semana perdieron un 2,56% de valor.

El crudo de Texas ha mantenido una firme tendencia bajista en agosto, después de negociarse el barril en torno a 82 dólares en las primeras sesiones de este mes.

El precio de los contratos de gasolina para entrega en septiembre se redujo en 4 centavos y finalizó en 1,88 dólares el galón (3,78 litros), al tiempo que los de gasóleo para ese mes perdieron casi dos centavos, a 1,95 dólares/galón.

Los contratos de gas natural con su entrega prevista también en septiembre finalizaron la sesión a 4,06 dólares por cada mil pies cúbicos, 5 centavos más baratos que el viernes.

El mercado petrolero siguió un día más la trayectoria que marcaba la Bolsa neoyorquina donde, después de abrir con un buen tono comprador, aumentó la volatilidad a medida que avanzaba la jornada y los principales indicadores oscilaban con frecuencia entre el territorio positivo y el negativo.

Esa merma en el entusiasmo comprador contribuyó a que el dólar avanzase en sus cambios con el euro y otras divisas, lo que tiende a presionar a la baja al precio del crudo y de otras materias primas que se negocian en dólares en los mercados internacionales.

Por un euro se pagaban en esta ocasión 1,2680 dólares, frente a los 1,2708 dólares el viernes.

Los inversores no tuvieron en esta primera sesión de la semana más referencias con las que evaluar la marcha de la economía de Estados Unidos, aunque datos recientes apuntan a una desaceleración de la actividad y a un mayor deterioro del empleo, lo que tiende a alentar expectativas de una demanda menor de crudo y combustibles.