Los préstamos entre bancos españoles crecen un 19%

El volumen del interbancario continúa bajo mínimos pese a su último repunte

Los test de estrés de la banca europea han ayudado, pero han sido incapaces de devolver la normalidad al interbancario. El volumen de los préstamos de los bancos españoles entre sí ha subido en el último mes, aunque continúa siendo un 60% inferior al importe que se movía antes del estallido de la crisis.

El enfermo ha salido del coma y ya está estable, pero continúa grave. æpermil;sta es la situación del mercado interbancario después de haber estado a las puertas de la desintegración, evitada gracias a las medidas extraordinarias adoptadas primero por la Reserva Federal y después por el BCE.

El fuego que prendió la mecha de la crisis fue la desconfianza de los bancos respecto a sus competidores. Dejaron de prestarse dinero entre sí por miedo a no recuperarlo, y esto desembocó en problemas para algunas entidades, privadas del efectivo necesario para operar con normalidad. Las líneas de liquidez de los bancos centrales salvaron la primera bola de partido, si bien los problemas distan mucho de haberse resuelto.

Los test de estrés publicados el 23 de julio han contribuido a aplacar los temores, al certificar la solvencia del sistema financiero europeo. El volumen diario negociado del Eonia -tipo al que los bancos se prestan el dinero a un día- ha pasado de los 32.430 millones de euros de media de agosto de 2009 a los 39.704 millones en lo que va de este mes, según Bloomberg

El importe de los préstamos de los bancos españoles entre sí -un termómetro del mercado interbancario a nivel europeo- se sitúa en 5.055 millones de euros de media diaria desde la publicación de los test, importe un 19% superior a lo negociado desde el 1 de junio hasta esa fecha. La mala noticia es que el volumen continúa muy por debajo del que se movía antes del estallido de los problemas. La media de este mes se sitúa en 5.418 millones de euros, un 60% por debajo de los 13.864 millones de euros de agosto de 2007, según el Banco de España.

El prestigio nacional

"Ahora no vamos a peor, lo que ya es un logro, y la banca española ha ganado prestigio gracias a los test. Pero el mercado interbancario sigue roto, y el BCE tendrá que mantener las medidas especiales durante el tiempo que sea necesario", asegura Virginia Romero, de Ahorro Corporación. A finales de junio, venció la línea de financiación a largo plazo del BCE por 442.000 millones de euros, pero el organismo abrió nuevas subastas a tres meses al 1%. La última anunciada será el 29 de septiembre, pero el viernes Axel Weber, miembro del BCE, aseguró en una entrevista concedida a Bloomberg que el BCE debe ayudar a los bancos a superar las tensiones de liquidez hasta final de año, antes de decidir en el primer trimestre de 2010 cuando poner fin a las medidas de emergencia.

Los precios van mejorando

Ni mucho menos se ha recuperado la normalidad, pero hay indicios de que la calma está volviendo. El volumen medio diario de los préstamos entre los bancos españoles, aunque aún bajo mínimos, es un 61% superior en lo que va de mes respecto a agosto de 2009. Así, las referencias del interbancario han frenado en seco su escalada o incluso empiezan a corregir. El euríbor a una semana, tras marcar un máximo a finales de julio en el 0,585%, cerró el viernes en el 0,528%. El índice a 12 meses, el más utilizado en España para el calculo de las hipotecas, se ha estabilizado en torno al 1,4%. La banca española confirma una cierta mejoría: "Hay líneas de financiación de entidades extranjeras que se han vuelto a abrir para España", explica un operador.

Fórmulas alternativas para conseguir efectivo

1. Los depósitos son el arma preferida por la banca española para obtener liquidez. Esto la protege, en parte, de los problemas que han surgido en el interbancario. "Dispone de una estructura de financiación estable con elevado peso de financiación minorista", explica Ahorro Corporación. Según los últimos datos del Banco de España, el importe de los depósitos de familias y sociedades no financieras alcanzaban en junio los 397.589 millones de euros, a los que hay que sumar 314.880 millones depositados en cuentas a la vista. En septiembre, se prevé una nueva guerra en la captación de depósitos por la banca, que ahora mismo llega a ofrecer el 4% TAE en productos a un año.

2. El BCE se ha convertido en una fuente habitual de liquidez para la banca europea. Las entidades españolas le pidieron 130.209 millones de euros el pasado julio, lo que supone un récord histórico. Desde Ahorro Corporación explican, con todo, que el peso de la financiación del BCE es muy reducido dentro de los balances del sector financiero español (supone el 2,6% del pasivo) y está muy alineado con el que tienen la banca alemana (2,7%), belga u holandesa (2,4%) y muy alejado del peso en el pasivo irlandés (4,7%) o griego (10%).

3. Las emisiones de deuda de todo tipo. Desde bonos simples hasta obligaciones subordinadas o incluso preferentes. La emisión de deuda es una de las principales herramientas de las entidades financieras para refinanciar sus vencimientos. En 2010, bancos y cajas españoles han vendido 30.300 millones de euros en deuda a distintos plazos en 2010. El mercado prevé que en septiembre continúen las colocaciones si no se tuerce la situación.

4. Las cámaras europeas de contrapartida, como la alemana Eurex Repo y la británica LCH.Clearnet. Suponen una modalidad del mercado interbancario en el que se elimina el riesgo de contraparte. BBVA y Santander ya están operando en la plataforma de Londres y Caja Madrid, en la de Fráncfort.