Seguridad

Mini Coyote. Cuando detectar radares es algo legal

En los tiempos que corren, con las carreteras plagadas de radares, conducir sin sobresaltos tiene un valor impagable. Guste o no a las autoridades, la armada de controles de velocidad que inundan las carreteras velan por la seguridad pero complican el sano espíritu de viajar.

Mini Coyote, un avisador de radares
Mini Coyote, un avisador de radares

Para convertir tus viajes la multinacional de la electrónica de automóvil, Magneti Marelli, ha creado Mini Coyote, un avisador de radares que, atención, hace las veces de detector de forma totalmente legal. Lo hace además bajo el célebre lema de los tres mosqueteros, ese que reza "uno para todos y todos para uno".

Como avisador de radares el Mini Coyote ofrece lo que los demás productos del mercado. Avisando de los radares fijos con una distancia de hasta 750 metros de antelación. Además solo te avisa de los que se encuentran en el sentido de tu marcha. En el caso de los radares móviles el aviso se produce con dos kilómetros de antelación. Te preguntarás como puede localizar los radares móviles de forma legal. Recordemos que el uso de un detector de radar está sancionado hasta con 6000 euros de multa y la retirada de 6 puntos del carne de conducir.

La comunidad te informa

Todo se consigue gracias a la participación de los usuarios que son los que comunican la posición de los radares móviles. Si uno de ellos ve un radar móvil, pulsa una tecla de equipo y genera un aviso que permanecerá tres horas en la base de datos de la firma (www.mycoyote.es). Eso sí, en el caso de no haber pasado ningún usuario por la ruta por la que circulas el Mini Coyote también te avisará. Para enviar y recibir información el Mini Coyote lleva dentro un módem GSM/GPRS de telefonía móvil. Es una brillante manera de detectar radares sin incumplir la ley. El sistema ya cuenta con más de 450.000 usuarios en toda Europa y que está creciendo en España de manera constante.

En todos los frentes

Pero no solo de radares fijos y móviles vive el Mini Coyote, ya que en los tramos en los que se controla la velocidad media, el equipo nos avisa y vela porque no sobrepasemos los limites legales. Algo similar pasa con las cámaras que controlan el cumplimiento de los semáforos, incluidas en la base de datos del Mini Coyote. Como último detalles comentar que viene preparado para adherirlo al parabrisas del coche, lo que no implica que tengamos siempre que dejarlo dentro de él, ya que gracias al diseño del soporte podemos sacarlo con comodidad. Importante saber que hablamos de un dispositivo un poco más grande que un paquete de tabaco. Una vez en funcionamiento el equipo puede estar trabajando unas doce horas. Cuando se agota lo podemos recargar por medio del cable de mechero que viene con el equipo o bien a través del cable MiniUSB/USB que también se incluye en el equipamiento de serie. El precio del Mini Coyote es de 199 euros con una suscripción a la base de datos de radares de trece meses.

Más información en www.movilzona.com