UBS lanza una extensa campaña de publicidad para renovar su imagen

UBS, el primer banco suizo, lanzó hoy una extensa campaña de publicidad centrada en recuperar la confianza de sus clientes, después de las críticas que lo acusaron de incumplir la máxima del secreto bancario al aceptar transmitir a EE UU los datos de 4.450 cuentas de clientes sospechosos de evasión fiscal.

Oficina del banco suizo en Zurich
Oficina del banco suizo en Zurich

"Porque hemos marcado una clara línea, queremos lidiar con nuestro pasado y mirar con confianza al futuro", dice una de sus nuevas publicidades, que muestra una foto del arquitecto Le Corbusier y que comenzará a aparecer en Asia, Europa y Oriente Medio después de su lanzamiento hoy en Suiza, según la agencia Ats.

Aunque el banco no precisó cuánto había invertido en esta nueva campaña, afirmó que se trata de la "más extensa" de los últimos tres años y que se transmitirá por televisión, internet y prensa escrita.

La idea, según declaraciones de UBS que recoge la agencia helvética, es persuadir de que "no habrá descanso" hasta que los clientes se convenzan de que "han elegido al buen banco".

UBS, que tuvo que ser rescatado por el gobierno suizo durante la crisis financiera, quiere recuperar la confianza de los que condenaron el acuerdo que aprobó la entrega de datos de las cuentas de 4.450 clientes estadounidenses sospechosos de evasión fiscal a Washington, de las cuales más de la mitad ya han sido enviadas.

Cuando se cumple el primer aniversario de un acuerdo que puso en tela de juicio al legendario secreto bancario suizo, UBS ha decidido invertir en imagen y, ayudado de personajes como Le Corbusier o Neil Armstrong, convencer a sus clientes de que siguen siendo fiables.

La campaña también aparecerá en Estados Unidos, país que puso en jaque a la entidad helvética y que incluso amenazó con retirar sus sucursales si los datos no eran entregados, posibilidad que, tras el acuerdo, quedó desestimada.