Cinco Sentidos

El reggae tiene un hueco en los escenarios españoles

Benicàssim acoge por primera vez el Rototom Sunsplash, el evento más importante dedicado a la música jamaicana en Europa.

El Rototom Sunsplash, el mayor festival de reggae del Viejo Continente, aterriza en España tras 16 años celebrándose en Osoppo, una localidad del noreste de Italia. Un total de 250 grupos procedentes de 25 países actuarán entre los días 21 y 28 de agosto en la localidad castellonense de Benicàssim, que espera recibir de 15.000 a 20.000 asistentes cada jornada.

La organización explica este cambio de sede por "la dura situación política que se vive en Italia, que cerró las puertas a los extranjeros y donde no se puede manifestar la filosofía de tolerancia" de la que goza el festival, argumentó Filippo Giunta, director del evento durante su presentación. Tras valorar distintas ubicaciones, los organizadores se decantaron por España, "por la proximidad cultural entre ambos países y la posibilidad de seguir contando con el apoyo de sus seguidores italianos. Además, Benicàssim cuenta con una buena infraestructura y una exitosa experiencia con otros festivales", esgrimen.

El objetivo de este encuentro multicultural va más allá de la mera programación musical. Ha sido reconocido por la Unesco como actividad conexa de Cultura Sin Fronteras y del seminario interdisciplinario mundial permanente Cultura de Paz y No Violencia de Naciones Unidas, que lo patrocina. Igualmente, ha recibido el The Greener Festival Award en reconocimiento por su compromiso con el medioambiente.

La presencia de un evento de esta magnitud supone todo un espaldarazo para una música que comienza a ascender desde los parámetros del underground en nuestro país. La directora artística del Rototom, Sabrina Trovant, remarca su interés por promover y fomentar los sonidos jamaicanos en España. "Queremos que nuestro festival ayude a potenciar la escena reggae de la península, con una gran y variada presencia de bandas españolas". Así, hasta 130 formaciones nacionales se darán cita en el certamen, junto a grandes estrellas que desfilarán por los diez espacios musicales instalados, como Alpha Blondy, Big Youth, Morcheeba, Morodo o Fontan Mojah.

Lorenzo Flores, presidente y coordinador de la Asociación Cultural Reggae y responsable de la página web en castellano sobre música jamaicana más importante del mundo, destaca ese impulso que un evento de estas características supone para el panorama estatal. "Lógicamente va a tirar aún más de una escena que desde finales de los años 90 ha crecido notablemente. El apoyo mediático y la presencia de un número de asistentes como la que tendrá el Festival sólo puede entenderse como algo realmente provechoso". Además, "tanto la vertiente musical como las actividades y proyectos que lleva a cabo la asociación cultural del Rototom servirán como ejemplo para el resto de colectivos, organizadores y artistas, por su especial filosofía de cooperación, por no contar con grandes patrocinadores y por su modelo de organización", argumenta Flores.

La eclosión en España

Los ritmos jamaicanos llegan a Europa a finales de la década de los setenta, coincidiendo con la repercusión mundial que adquiere el auténtico gurú del reggae, Bob Marley. En nuestro país, la escena se remonta a los años ochenta, fundamentalmente en la costa mediterránea. En 1984, aparece en Valencia Jah Macetas, "la primera banda española con una auténtica cultura reggae" tal y como rememora Lorenzo Flores. A partir de ese momento, el panorama nacional se caracteriza por su escasa repercusión y la proliferación de numerosos grupos, que adoptan las distintas variantes de la música jamaicana en Barcelona, Valencia o Bilbao.

Con el cambio de siglo, la escena crece en torno a los llamados sound system -artistas que cantan en directo acompañados por un DJ- y a los músicos del rap y el hip-hop que se acercan a los sonidos del reggae en su vertiente más electrónica. Nuevos artistas como el madrileño Morodo o Mr. Rango comienzan a atraer a un público cada vez más amplio, los portales, radios y publicaciones especializadas aumentan y los festivales se propagan, con una nutrida presencia de artistas jamaicanos. Y como colofón a todo ello, este año el Rototom desembarca en tierras españolas.

Un género cada vez más dinámico

En la actualidad, el reggae puede presumir de una posición reseñable dentro del panorama musical español. Gracias al trabajo y el esfuerzo de varios promotores, colectivos, medios especializados y, por supuesto, de los cada vez más numerosos artistas que se acercan a los ritmos provenientes de la isla caribeña, la escena se encuentra muy probablemente en su mejor momento.

Para su desarrollo ha sido fundamental el papel de las salas de conciertos. En España, entre muchas otras, Lorenzo Flores destaca el apoyo en la difusión del reggae de las salas Siroco, Taboo o Big Bamboo en Madrid; Xpressing o Jamrock en Barcelona, Abisinia en Málaga o Juanita y Dub club en Valencia.

Entre los sellos discográficos cabe resaltar a Brixton en Bilbao o Liquidator en Barcelona. Aunque como reconoce Flores, "la mayor parte de los artistas de reggae firmaban con sellos de rock como ZeroRecords en los noventa y hoy día apuestan por autoproducirse".

Los medios especializados también han tenido un rol destacado, en especial las radios, como Bass Culture en Valencia o Sound System FM en Barcelona. Esta última será la emisora oficial del Rototom.

Y entre los artistas actuales, sobresalen solistas como Morodo, Swan Fyahboy, Mr Rango o Newton, y grupos de directo como Ranking Soldiers o Mad Sensi.