La consolidación del sector tecnológico

Las TIC aceleran las compras ante la presión de la competencia

Los gigantes del sector sacan partido de su músculo financiero.

Las TIC aceleran las compras ante la presión de la competencia
Las TIC aceleran las compras ante la presión de la competencia

Las grandes compañías tecnológicas han acelerado durante el mes de agosto sus políticas de compras. Las cifras son bastante indicativas porque las operaciones corporativas anunciadas o cerradas durante estas últimas semanas dentro de esta industria han movido más de 16.000 millones de dólares (en torno a 12.600 millones de euros). Unas adquisiciones que se unen a las ejecutadas durante el segundo trimestre del año, cuando en el sector TIC se anunciaron o cerraron al menos siete operaciones con un valor superior a los 1.000 millones.

El último gran movimiento fue el protagonizado el jueves por Intel, al anunciar un acuerdo para comprar McAfee por 7.680 millones de dólares (unos 5.970 millones de euros). Sin duda, un movimiento agresivo , y para muchos sorprendente, que ha llevado al líder global del negocio de los microprocesadores a hacerse con el mayor proveedor independiente de software de seguridad, si es que el acuerdo recibe el visto bueno final de los accionistas de McAfee y de las autoridades de la competencia. La propia McAfee, ahora objeto de compra, había participado de esta fiebre consumista porque recientemente se había hecho con TenCube, firma especializada en seguridad para móviles.

De todas maneras, los movimientos se han extendido por la mayoría de segmentos del negocio tecnológico y tienen como protagonistas a buena parte de los gigantes del sector. La alemana SAP cerró recientemente la compra del grupo estadounidense de aplicaciones para móviles Sybase; Dell va a hacerse con la compañía de servicios de almacenamiento 3Par; HP cerró a principios del verano la adquisición del histórico fabricante de smartphones Palm; IBM ha comprado la firma de software Unica; Google se ha hecho con la compañía de internet Slide.com (además de otros grupos como Jambool y Like.com)… La lista se extiende y se extiende.

Eso sí, la mayor parte de los movimientos corporativos han tenido su centro de actividad en EE UU, salvo el citado caso de SAP o algunos protagonizados por Nokia, que este viernes anunció la compra de la empresa de servicios de análisis para el móvil Motally.

Pero, ¿por qué esté afán por comprar? Fuentes del sector señalan que las compañías están buscando nuevas áreas de actividad fuera de su negocio principal o bien ampliar sus respectivas ofertas de servicios y productos tecnológicos para los clientes.

Joe Steger, responsable de asesoramiento en transacciones tecnológicas de Ernst & Young, indicó que las operaciones son debidas al continuo y rápido ritmo de cambio tecnológico, especialmente en las áreas relacionadas con las tres "megatendencias": la transformación de la economía con la aplicación de la tecnología a áreas como la energía (smartgrid), las herramientas y aplicaciones para la mejora de la productividad y la creciente movilidad de los negocios.

Sólo en el segmento de la movilidad, en el segundo trimestre hubo más de 50 acuerdos, la mayoría relacionadas con el marketing, la publicidad y los contenidos (vídeos, videojuegos y otras aplicaciones para smartphones). De igual forma, los gigantes tecnológicos han aprovechado su fortaleza financiera para acometer las operaciones. Y es que la mayoría tiene los bolsillos llenos. La firma de análisis Capital IQ calcula que al término del segundo trimestre, las 25 mayores compañías tecnológicas del mundo tenían entre tesorería, inversiones a corto plazo e inversiones a largo plazo un total de 450.000 millones de dólares, un 20% más que en el mismo periodo del anterior ejercicio.

Apple ocupa la primera posición de este ranking con 45.839 millones, por delante de Cisco con 39.900, Microsoft con 36.700 millones, Google con 30.100 millones, Oracle con 18.469 millones, HP con 14.170 millones, Intel con 12.229 millones e IBM con 12.200 millones.

Ante estas circunstancias, y dentro del proceso de consolidación, diversos expertos han coincidido en que muchas empresas de tamaño medio son las que están cayendo en manos de los gigantes tecnológicos. The Wall Street Journal ponía este jueves los ejemplos citados de Palm con HP y McAfee con Intel, así como el de Sun Microsystems, cuya adquisición por parte de Oracle se cerró a principios de 2010.

Perspectivas

Las incógnitas se centran ahora en saber si esta tendencia va a continuar. Eric Schmidt, consejero delegado de Google, dijo la pasada semana que su empresa ha doblado el ritmo de adquisiciones este año y comentó que esperan mantener esta tasa porque algunos de sus proyectos tecnológicos internos habían fracasado en sus objetivos de mantener el crecimiento.

También Samuel Palmisano, su homólogo en IBM, dijo recientemente que el gigante azul sería más agresivo, y aseguró que la empresa invertiría en adquisiciones cerca de 20.000 millones de dólares entre 2011 y 2015. "En estos cinco años vamos a gastar más que en la década previa", dijo.

Ahora bien, fuentes del sector señalan que la evolución de la economía podría contribuir a frenar esta tendencia, especialmente si se produce un deterioro de la situación en EE UU y Europa. En cualquier caso, las grandes compañías siguen buscando oportunidades.

Nuevas apuestas en el negocio de la seguridad

El anuncio de la compra de McAfee ha desatado una oleada de especulaciones sobre cuáles pueden ser las próximas compañías en entrar a formar parte del proceso de consolidación en la industria tecnológica. Las miradas se han dirigido hacia otras empresas del segmento de la seguridad. Así, tras conocerse la noticia, compañías como Check Point Software, Websense o Symantec se dispararon en Bolsa (Symantec llegó a subir más de un 10%). No era la primera compra en el área de seguridad de la semana porque, el pasado martes, HP anunció la adquisición de Fortify.

El viernes, los analistas de UBS elevaron su recomendación sobre esta última empresa desde neutral a mantener, con un precio objetivo de 16 dólares. La compañía de seguridad se mueve ahora en el entorno de los 13,5 dólares, lo que implica un potencial de revalorización del 18,5%. En uno de los escenarios futuros planteados por estos analistas, según explica Barron's, Symantec podría ser objetivo de alguna de las grandes compañías tecnológicas y cita como posibles interesados a Oracle, IBM, Cisco y HP. Y la oferta que podrían recibir los accionistas de Symantec podría rondar los 20 dólares por acción.

Pero no son las únicas. Akamai, una de las principales empresas de gestión del tráfico de internet a través de las redes, llegó a dispararse más de un 6% durante la sesión del viernes del Nasdaq entre rumores de una posible opa. La compra de opciones sobre acciones de Akamai alcanzó un volumen tres veces superior a la media de las últimas cuatro semanas, según Bloomberg. Entre los posibles compradores de la empresa, que actualmente tiene una capitalización bursátil de 8.500 millones de dólares, estaría alguna compañía de cable u operadora de telecos. Akamai es una de las compañías más revalorizadas del S&P 500, con un avance desde enero superior al 75%.

La cifra

12.600 millones de euros han sido invertidos en adquisiciones en el sector tecnológico mundial en las últimas semanas.