Medios de comunicación

TV Azteca acude a los tribunales para frenar la segunda licitación de móvil en México

La segunda licitación de espectro de telefonía móvil en México sigue envuelta en la polémica. Telefónica fue una de las beneficiadas por la adjudicación, porque se hizo con frecuencias regionales, pero la gran ganadora fue la alianza Nextel-Televisa. Estas empresas lograron una licencia para dar telefonía móvil en todo el país a un precio muy reducido, simplemente porque no tuvieron competencia, ya que las bases de la licitación impidieron que otras compañías que ya tuvieran implantación en la telefonía celular, como Telefónica, pudieran participar.

La entrada de Televisa en México en esas condiciones ha disparado las quejas de otras compañías, hasta el punto de que TV Azteca -una de las principales competidoras de Televisa en el mercado audiovisual-, propiedad del magnate mexicano Ricardo Salinas, ha recurrido a los tribunales y ha conseguido una orden cautelar para paralizar la licitación y la adjudicación de frecuencias, según ha anunciado el regulador de las telecomunicaciones del país.

No está claro todavía hasta qué punto la acción de TV Azteca frenará la entrada de Televisa y cambiará los términos de la adjudicación. Por el momento, sin embargo, ha vuelto a poner de manifiesto la polémica sobre el precio pagado.

Para Telefónica, esta situación tiene repercusiones negativas, porque se paralizaría el proceso y ella ha sido adjudicataria de varias frecuencias, pero a la vez tiene una clara repercusión positiva.

La española no sólo ha participado en esta licitación, sino en una anterior, donde ha ganado frecuencias suficientes en bandas para las que ya hay tecnología como para no necesitar a corto plazo el espectro de la segunda licitación. Puesto que no tiene prisa, que se ponga en duda la limpieza del proceso, que se obligue a Televisa a pagar más o que se retrase su entrada en el mercado son buenas noticias para ella.

Según cifras que han dado los medios mexicanos, las críticas estallaron cuando se supo que Televisa-Nextel obtuvo el 50% del espectro en licitación por 11 millones de euros, mientras que Telefónica y el otro ganador de la subasta, América Móvil, abonaron más de 310 millones por el otro 50%, que se repartirán entre las dos y que servirá para dar servicio sólo regional.