Ayudas sociales

El 70% de los parados que percibió los 426 euros no logró empleo

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, confirmó el viernes que la ayuda de 426 euros para parados que no perciben prestaciones se alargará otros seis meses y que tendrá un coste para las arcas estatales de 420 millones de euros. La renovación de esta ayuda, que provocó tensiones entre los Ministerios de Trabajo y Economía, se produce pese a los pobres resultados que ha ofrecido a la hora de reintegrar a los desempleados en el mercado laboral.

Según los datos facilitados el viernes por el titular de Trabajo, en los últimos once meses se han beneficiado de esa prestación 615.771 personas, de las que tan sólo 189.000 (el 30,7%) han encontrado trabajo. Es decir, que sólo uno de cada tres perceptores de esa ayuda ha logrado un empleo.

"La ayuda no nació con la idea de que fuera sólo un subsidio, sino para contribuir a que estas personas encontraran empleo lo antes posible", recalcó Corbacho. UGT reclamó extender esta prestación a todos los demandantes de empleo que hayan agotado el subsidio agrario o la renta activa de inserción.