Por posibles problemas en la dirección asistida

Mazda llamará a revisión a medio millón de vehículos en todo el mundo

El fabricante japonés de vehículos Mazda Motor planea llamar a revisión a medio millón de automóviles en todo el mundo por posibles problemas en la dirección asistida, informó hoy a Efe un portavoz de la compañía.

El fabricante de Hiroshima ya ha iniciado el procedimiento para revisar 215.000 vehículos en Estados Unidos y cerca de 11.000 en China con el objetivo de chequear la dirección asistida de los modelos Axela y Premacy, conocidos también como Mazda3 y Mazda5, respectivamente.

En Europa, Mazda podría llamar a revisión a unas 40.000 unidades del modelo Mazda3 y otras 30.000 del Mazda 5, aunque sería posible también optar por reparaciones voluntarias, según el portavoz.

En Canadá, el fabricante tiene previsto revisar 90.500 unidades de estos modelos y en Taiwán, unos 9.000 vehículos, mientras que en Australia, Sudeste Asiático y otros países la medida afectaría a unas 110.000 unidades.

Todos los modelos que están incluidos en la llamada a revisión fueron construidos entre 2007 y 2008.

La llamada a revisión, que en algunas regiones todavía debe comunicarse a las autoridades locales encargadas de la seguridad en carretera, sería la mayor en la historia del fabricante nipón con base en Hiroshima (oeste de Japón).

El problema que ha motivado esta medida puede producirse debido a la formación de óxido en una bomba hidráulica de la dirección asistida y podría conllevar un funcionamiento deficiente del sistema que facilita los giros del volante.

El defecto fue detectado tras algunas quejas en Estados Unidos, aunque no se han recibido informes de accidentes con víctimas.