Petróleo

El crudo de Texas baja el 0,46% y cierra a 75,42 dólares el barril

El barril de crudo de Texas se depreció hoy un 0,46% y cerró a 75,42 dólares en Nueva York, después de conocerse que las reservas descendieron en Estados Unidos la pasada semana menos de lo que se preveía.

Al concluir la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre restaron 35 centavos al valor que tenían el martes y retomaron así la tendencia bajista que se había interrumpido el día anterior.

No obstante, el valor de esos contratos se ha mantenido en torno a 75 dólares durante cinco sesiones consecutivas.

El precio de los contratos de gasolina y de gasóleo, con su entrega prevista en ambos casos también para septiembre, registraron variaciones muy leves y cerraron a 1,96 dólares y 2,02 dólares por galón (3,78 litros) respectivamente.

El gas natural para ese mismo mes finalizó a un precio de 4,23 dólares por cada mil pies cúbicos, alrededor de tres centavos menos que el día anterior.

Los datos que difundió el Departamento de Energía (DOE) este miércoles reflejaron un descenso de 800.000 barriles en las existencias de crudo almacenadas la pasada semana, a un total de 354,2 millones.

Ese recorte fue notablemente inferior a la merma de algo más de dos millones de barriles que calculaban algunos analistas.

En el caso de la gasolina, las reservas apenas registraron variación respecto de la semana previa y las de destilados, una categoría que incluye al gasóleo de calefacción y al diesel, aumentaron en 1,1 millones de barriles.

El volumen de combustibles y de otros productos derivados del crudo sacados al mercado estadounidense, algo que se toma como una referencia del nivel de demanda, fue de una media de 19,6 millones de barriles diarios en las pasadas cuatro semanas, un 3,1% más que en igual periodo del año anterior.

En el caso de la gasolina, la demanda en las últimas cuatro semanas fue de una media de 9,5 millones de barriles diarios, lo que representa un alza del 3,5% respecto del año anterior.

El descenso en el precio del crudo, que llegó a bajar a 73,83 dólares durante la sesión, coincidió en esta ocasión con un fortalecimiento del dólar ante el euro y otras divisas, lo que tiende a desanimar las compras de petróleo y de otras materias primas que se negocian en la moneda estadounidense.

Por un euro se pagaban en esta ocasión 1,2858 dólares, comparado con los 1,2880 dólares del martes.