Una institución independiente tratmitará las denuncias

BP deja de admitir demandas relacionadas con el vertido en el Golfo de México

BP anunció hoy que no admitirá más demandas sobre daños derivados del vertido de su pozo averiado en el Golfo de México, y que una institución independiente tramitará en su lugar las denuncias a partir del próximo lunes.

La compañía petrolera informó en un comunicado de que hoy será el último día en el que acepte nuevas demandas en su sistema, a través del cual ha pagado 368 millones de dólares (285 millones de euros) en procesos de compensación a empresas e individuos, según afirmó.

BP transferirá el lunes esta actividad al Centro de Reclamaciones del Golfo de México (GCCF, por sus siglas en inglés), dirigido por el abogado Kenneth Feinberg, que también supervisa el fondo de compensación de 20.000 millones para los afectados del vertido.

"A partir del 23 de agosto, GCCF será la única organización autorizada para procesar reclamaciones individuales y corporativas en relación con el incidente de Deepwater Horizon", dijo en el comunicado BP.

La petrolera administrará ahora únicamente las demandas presentadas por las agencias del Gobierno de Estados Unidos.

En los primeros 16 días de agosto, BP ha pagado más de 102 millones de dólares en demandas, según el comunicado, que señala que también abonó 134 millones en julio, 93 millones en junio y 39 en mayo.

La semana pasada, la petrolera hizo un depósito inicial de 3.000 millones de dólares en el fondo de compensación de 20.000 millones que controla Feinberg, a través de una cuenta administrada por terceros y supervisada por Citigroup.

El desastre ecológico en el Golfo de México, el mayor en la historia de Estados Unidos, comenzó el 20 de abril a raíz de la explosión y posterior hundimiento de la plataforma petrolífera "Deepwater Horizon", operada por BP en la zona.

El accidente, del que todavía no se han aclarado los motivos, provocó la muerte de once personas.