Permanecerá en alquiler

Eroski continúa su proceso de desinversión con la venta de 20 locales

El grupo de distribución vasco Eroski cerró ayer una nueva operación de venta de locales, que no abandonará, ya que permanecerá en ellos en régimen de alquiler. En concreto, acaba de cerrar la venta de una veintena de supermercados, que pasarán a manos de la firma de inversión Rockspring.

Las compañías no desvelaron ayer el importe de la operación, aunque fuentes del mercado la cifran en 45 millones. æpermil;sta se enmarca dentro del proceso de reducción de deuda de Eroski que, según su última presentación de resultados, se situaba por encima de los 2.500 millones.

Hace un mes, Eroski ya cerró otra operación similar con Rockspring. Entonces vendió a la firma de inversión inmobiliaria dos medianas superficies por 14,5 millones de euros. Eroski aseguraba ayer que con esta nueva operación mantiene la estrategia, puesta en marcha en 2001, de venta de inmuebles de centros comerciales, así como otros locales en los que permanece en régimen de alquiler.

El pasado mayo, la compañía presidida por Constan Dacosta afirmaba a la CNMV que entonces tenía cuantificados activos a la venta por valor de 212 millones de euros. En este proceso de desinversión, el grupo vasco se ha visto perjudicado por el desplome del mercado inmobiliario que ha retrasado sus previsiones de desinversión.