Según el promotor inmobiliario Larry Silverstein

La reconstrucción de la zona cero de Nueva York se completará en unos seis años

Las obras de reconstrucción de la zona cero de Manhattan, donde se levantaban las Torres Gemelas hasta los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, avanzan a buen paso y se completarán en unos seis años, explicó hoy el promotor inmobiliario Larry Silverstein en una entrevista al canal local NY1.

"Aquí estamos nueve años después y el proyecto avanza a un ritmo tremendo. Estamos todos emocionados ante la aceleración y la realidad de lo que ocurre ante nosotros a diario", señaló Silverstein, quien predijo que las obras del nuevo World Trade Center estarán acabadas de aquí a "cinco o seis años".

Este empresario inmobiliario, que obtuvo el contrato para alquilar el complejo por 99 años unos meses antes de que dos aviones secuestrados se estrellaran contra las Torres Gemelas y causaran 2.752 víctimas mortales, es el responsable de levantar las llamadas Torres 2, 3 y 4 que se incluyen en el proyecto de reconstrucción.

El edificio más importante, la Torre 1, cuyo nombre inicial era el de Freedom Tower (Torre Libertad), corre a cargo de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, propietaria del World Trade Center, y es el que presenta mayores avances, al contar ya con una treintena de plantas levantadas.

De las torres que debe levantar Silverstein, los únicos avances visibles hasta ahora desde el exterior de la zona de obras corresponden a la Torre 4, cuya estructura espera ver crecer pronto Silverstein, porque "se han formado y armado los primeros pisos, así que ahora tomará forma rápidamente".

El futuro de ese edificio era el que parecía más difuso hasta hace unos meses, cuando Silverstein y la Autoridad Portuaria alcanzaron un acuerdo que permitirá avanzar el conjunto del proyecto.

"Todo el mundo se dio cuenta de que las obras se deben terminar. La Autoridad Portuaria asimiló que no lo puede conseguir sin nuestra ayuda y nosotros asumimos que no lo podemos hacer sin la suya", aseveró Silverstein, quien se mostró satisfecho con el acuerdo alcanzado el pasado marzo.

El promotor inmobiliario se comprometió entonces a seguir adelante con la construcción de la Torre 4, que tiene ya alrededor del 60% del espacio comprometido con el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria y que contará con ayuda financiera de esta entidad pública.

También se acordó iniciar la construcción de la Torre 3 pero sólo en sus niveles más bajos, que se utilizarán para espacio comercial, en tanto que la edificación del resto del rascacielos irá adelante si el promotor cumple con ciertas condiciones, entre ellas conseguir 300 millones de dólares de capital privado.

Para ayudar en ese objetivo, Silverstein recibiría respaldo financiero estatal, municipal y de la Autoridad Portuaria por un total de 600 millones de dólares.

Por su parte, la Autoridad Portuaria es responsable de levantar las torres 1 y 5, además del Monumento y Museo en homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y el centro de transportes, diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava, entre otros proyectos e infraestructuras que han estado al margen de las últimas disputas.

Tras ese acuerdo y con la buena marcha de las obras, el próximo 11 de septiembre será el primero de los aniversarios de la tragedia en que los avances en las obras de la zona cero estarán visualmente patentes, tras varios años en los que los neoyorquinos se lamentaban por la aparente inactividad en la zona.

Este noveno aniversario de los atentados estará también marcado por la polémica generada por el proyecto de construcción de un centro cultural islámico -con mezquita incluida- en las proximidades de la zona cero.