Mañana tratarán el recorte de Fomento

Zapatero suspende sine díe la reunión con las constructoras

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los responsables de las mayores constructoras del país no se citarán mañana para tratar los efectos en el sector del tijeretazo de Fomento. El encuentro queda pospuesto sine díe, tal y como informó ayer Moncloa, que no especificó los motivos a las empresas.

Zapatero suspende sine díe la reunión con las constructoras
Zapatero suspende sine díe la reunión con las constructoras

La Moncloa no será escenario mañana de la reunión informal que estaba prevista entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los responsables de las mayores constructoras españolas. Así lo confirmó ayer el gabinete de la residencia del jefe de Gobierno, que no precisó el motivo del aplazamiento de la cita ni el día en que se celebrará, que en cualquier caso no será esta semana. Las empresas, por su parte, tampoco quisieron entrar en detalles al respecto, aunque no disimulan su predisposición a reunirse con el presidente cuando sea posible.

Habían confirmado su asistencia al evento los presidentes de ACS, Florentino Pérez; de Acciona, José Manuel Entrecanales; de FCC, Baldomero Falcones; de Ferrovial, Rafael del Pino, y de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero. El máximo responsable de OHL, Juan Miguel Villar Mir, no había dado aún el sí. De la misma manera, era una incógnita si el ministro de Fomento, José Blanco, se sumaría a la reunión.

Las grandes constructoras, agrupadas en la patronal Seopan, querían trasladarle a Zapatero en persona su valoración negativa acerca del plan de ajuste de la inversión en obra pública de Fomento (6.400 millones de euros en dos años, que incluye la rescisión de 32 proyectos y la reorganización de los plazos en 200 obras).

También pretendían que se analizasen posibles fórmulas que minimicen el efecto de dicho recorte sobre el sector, como por ejemplo ralentizar los proyectos que tengan menor efecto dinamizador de la economía y permitir a la vez a las empresas constructoras laminar los pagos. Otra de las cuestiones que entrarían en la agenda es el rescate para el sector que pidieron el mes pasado las cinco principales patronales (Seopan, CNC, Anci, Aerco y Cepco), que incluye desde medidas fiscales que compensen la menor inversión pública a líneas de crédito del ICO.

Ajuste del ajuste

"El presidente tiene que saber que recortar la inversión en un sector como el de la construcción es perjudicial para la economía española en su conjunto", aseguran fuentes patronales.

La reunión iba a tener lugar una semana después de que Fomento cuantificara en 500 millones de euros la factura de proyectos que el Gobierno recuperará de entre los que fueron anulados por el recorte por considerarlo "excesivo".

Las cifras

6.400 millones de euros es la cantidad en que el Gobierno reducirá la inversión pública en infraestructuras en los próximos dos años.

500 millones de euros es el monto al que ascienden los contratos que el Gobierno anunció la semana pasada que rescatará del plan de ajuste de Fomento, por considerar que el recorte había sido "excesivo".