Por el fin del Plan 2000E y el alza del IVA

Las ventas de coches a particulares caen un 43,7% en lo que va de agosto

Los peores augurios para el mercado automovilístico se están cumpliendo tras el fin del plan de ayudas 2000E y el alza del IVA. En la primera quincena de agosto, las ventas a particulares se desplomaron un 43,7%, aunque el retroceso global, del 29,6%, se vio mitigado por el tirón de las compras de empresas y alquiladoras. Las matriculaciones ascendieron en total a 20.267 unidades, según los datos de la asociación nacional de vendedores (Ganvam). Es el segundo mes consecutivo de caídas.

Las ventas de coches a particulares caen un 43,7% en lo que va de agosto
Las ventas de coches a particulares caen un 43,7% en lo que va de agosto

Nuevo pinchazo en la reactivación del mercado automovilístico. Al descenso del 24% en las matriculaciones de coches el pasado julio le ha seguido un desplome de las ventas del 29,6% en la primera quincena de agosto.

Unas cifras que confirman los peores presagios del sector y que ponen fin a una racha de ascensos de diez meses consecutivos, gracias al estímulo que supuso el plan de ayudas 2000E implementado por el Gobierno. Además del fin de dicho programa ha influido en este declive la entrada en vigor en julio de la subida de dos puntos del IVA, una medida que animó a muchos particulares a anticipar la compra de su vehículo a la primera mitad del año.

Según los datos facilitados ayer por la asociación nacional de vendedores (Ganvam), entre el 1 y el 15 de agosto en España se matricularon sólo 20.267 turismos. Esta cantidad está muy alejada del récord de 124.759 matriculaciones alcanzado en marzo de este ejercicio o de las 121.483 del pasado mes de junio.

El causante de este retroceso fue el desplome de las ventas a particulares, que cayeron en el periodo un 43,7%, hasta las 12.864 unidades. Esta evolución refleja la debilidad de la demanda en este segmento, ya que el mes anterior el número de matriculaciones por este canal se elevó a 41.863.

Como parte positiva, las compras de vehículos por parte de empresas y compañías de alquiler consiguieron suavizar la caída del mercado. El primer canal registró un incremento del 11,9% en la primera quincena, con 6.308 unidades matriculadas, mientras que las ventas a empresas de rent a car se dispararon un 108,3%, con 1.275. En este último caso influyó positivamente la renovación de las flotas, que se suele realizare en la temporada estival.

Por comunidades autónomas, sólo Madrid, Canarias y Ceuta y Melilla salvan sus mercados. En Canarias las matriculaciones subieron un 13,7% y en Madrid un 3,9%. Ceuta y Melilla se apuntaron incrementos del 2,9%.

El mayor desplome, por el contrario, lo sufrió Navarra, pionera en la puesta en marcha del plan de ayudas, con una caída del 63,3%. En Cantabria, las ventas bajaron un 57,3%, Aragón (57,1%), Comunidad Valenciana (50,5%), Castilla y León (49,2%), Galicia (45,8%), Asturias (44,3%), Castilla-La Mancha (41%), La Rioja (37,2%), Murcia (35,6%) y Andalucía (33%).

Perspectivas

A pesar de este bache, a más largo plazo, los grandes fabricantes son bastante más optimistas. Esperan que la crisis del sector toque fondo este año tanto dentro como fuera de España y que el rebote definitivo llegue en 2011. Prevén un incremento de la producción en España del 11% hasta 2014, mientras que auguran un repunte del 53% en los principales países fabricantes de automóviles. Entre éstos destaca India con un alza del 119,5%, seguida de EE UU con una subida del 86,7% y China del 74,3%. En Brasil se apunta a un aumento hasta 2014 del 48,5%, en Japón del 24,8%, en Francia del 19,2% y en Alemania del 12,2%.

La cifra

11,9% es la subida de las ventas de vehículos a empresas. También las alquiladoras pusieron su granito de arena al adquirir un 108,3% de coches más.

Crece la alarma entre las patronales

Ganvam califica estas cifras de "alarmantes", ya que constatan la tendencia bajista en la que ha entrado el mercado y auguran para el otoño una "dura resaca" como resultado del incremento "artificial" de las ventas en la primera mitad del año por los alicientes puestos en marcha por el Ejecutivo para la compra de turismos. La patronal añade que el fin de las ayudas puede sumir al sector en una "situación insostenible", con una caída de las ventas de 100.000 unidades en el segundo semestre y la pérdida de 10.000 puestos de trabajo en la segunda mitad del año. "El mercado sigue cayendo de forma alarmante, como cabía esperar. La tendencia es ya preocupante, y será a partir de septiembre cuando veamos claras señales de gravedad de la situación del mercado", señala el presidente de Ganvam. UGT indica que la eliminación de estos apoyos prorrogará "al menos un año" la crisis por la que atraviesa la industria.

También Anfac, la asociación de fabricantes de coches, había alertado de esta posibilidad al adelantar que, aunque las ventas retrocedieron en julio un 24,1%, los pedidos descendieron un 60%, lo que anticipaba que el descalabro sería aún mayor a finales de año. Las perspectivas son que el segundo semestre se cierre con un descenso en las ventas del 30%.