El mayor fuego registrado hasta ahora, casi apagado

Militares de la UME se desplazan a Galicia por el alto riesgo de incendios

Alrededor de 170 militares del quinto batallón de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con base en León, se han desplazado hoy a Galicia como medida preventiva ante el "alto riesgo" de incendios en esta comunidad, donde el mayor fuego registrado hasta ahora está casi apagado.

Vista del incendio forestal en los montes que rodean la parroquia de Baredo, en el municipio pontevedrés de Baiona
Vista del incendio forestal en los montes que rodean la parroquia de Baredo, en el municipio pontevedrés de Baiona

Por su parte, los sindicatos CIG, CC OO, UGT y CSIF han convocado para mañana de forma conjunta una concentración delante de la delegación de la Xunta en Pontevedra para solidarizarse con las familias de los dos brigadistas fallecidos en el incendio del viernes en Fornelos de Montes.

A primera hora de esta tarde, Galicia contaba con un fuego activo en el municipio pontevedrés de Baiona, mientras que el mayor incendio registrado este verano en esta comunidad, el del municipio coruñés de Negreira, ya estaba controlado.

Su alcalde, Jorge Jesús Tuñas Caamaño, ha señalado a EFE que el fuego está "casi apagado", después de quemar unas 519 hectáreas, principalmente de matorrales.

Desde principios de agosto han ardido en Galicia unas 2.200 hectáreas en unos quinientos incendios, muchos de ellos de pequeña magnitud.

Según han explicado a Efe fuentes de la UME, en esta comunidad se prevé que haya vientos muy fuertes, motivo por el cual se han desplazado hasta allí los 170 militares.

También se han movilizado doce autobombas, dos nodrizas y un helicóptero procedente de Valencia con destino al aeropuerto de Lavacolla, en Santiago de Compostela.

Por su parte, la Junta de Castilla y León ha dado por controlado el incendio que desde el pasado domingo ha afectado a los municipios de Barjas y Oencia (León), cuyo presunto autor, detenido el pasado viernes, es el alcalde pedáneo de la localidad de Mosteirós.

El delegado territorial de la Junta en León, Eduardo Fernández, ha confirmado que el fuego "está controlado y con todo el perímetro cerrado".

La versión que ha dado el detenido es que el fuego se inició por una chispa de una pipa que estaba fumando, pero Fernández ha manifestado que los informes verbales que le han ofrecido los técnicos de la Junta "apuntan a la dificultad para que la explicación de que se le cayó la pipa pueda provocar la rápida propagación del incendio".

En Cádiz, el incendio declarado ayer en la Sierra del Retín de Barbate ha afectado finalmente a 35 hectáreas de matorral y arbolado.El incendio que comenzó en un campo de tiro del Ejército de Tierra, se encuentra controlado tras las labores de estabilización.

En Valencia, el Centro de Coordinación de Emergencias autonómico (CCE), mantiene el nivel 3 de Preemergencia, riesgo máximo de incendios forestales, en toda la Comunitat Valenciana, debido al incremento de desplazamientos en las carreteras por la festividad del 15 de agosto, según un comunicado del Consell.

El CCE recuerda que este nivel supone la prohibición de realizar cualquier tipo de fuego, incluso en las zonas recreativas autorizadas.

Desde Baleares se ha informado que los 57 incendios ocurridos en lo que va de año han quemado 13,6 hectáreas de terreno, cifra que el jefe del Servicio de Gestión Forestal, Luis Berbiela, ha considerado "muy reducida" aunque ha advertido de que el riesgo actual es alto debido a que existe "una acumulación de combustible vegetal muy elevada".

Estas cifras son las más bajas registradas históricamente en Baleares.

Protección Civil ha informado que en el día de hoy el índice de riesgo de incendios forestales alcanza valores "muy elevados" en todas las provincias gallegas, en el centro de Extremadura y en el límite de esta comunidad autónoma con Ávila.

Ayer sábado, día 14, Medio Ambiente colaboró con Portugal en la extinción de un incendio con un avión anfibio.

Asimismo, colaboraron con las Comunidades Autónomas en la extinción de 12 incendios en 6 provincias con 11 aviones anfibios, 6 aviones de carga en tierra, 2 Aviones Mixto Anfibio/Carga en Tierra, y 3 Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales, entre otros.

Los medios aéreos realizaron más de 95 horas de vuelo.