Inversión en emergentes

Países frontera: un nuevo mundo de rentabilidades

Las economías de Oriente Próximo, África, Asia o Europa del Este se revelan como el nuevo filón de crecimiento, ante la parálisis que domina la actividad de EE UU y la UE

La incertidumbre ha tomado posesión de la economía mundial. Los resultados empresariales mejoran, pero la carga de la deuda sigue pesando como plomo, mientras el empleo y el consumo no levantan el vuelo. El resultado es que las principales Bolsas se han instalado en un gran paralelo en que resulta difícil ganar dinero y mucho más fácil perderlo. El Ibex, sin ir más lejos, retrocede un 14% en el año. Es el momento de buscar alternativas y hay muchas. La firma de inversión Aberdeen comercializa en España fondos de renta variable de mercados emergentes que ganan más de un 30% en el año; la apuesta de PineBridge por India gana más de un 24%; el producto de JP Morgan para Europa del Este renta un 20%; Invesco Korean logra una rentabilidad del 17% y el UBAM BRIC aporta un 16%...

La fórmula de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) ha demostrado ser un gran éxito. Estos cuatro países representan más del 40% de la población mundial, el 25% del PIB global y encierran la promesa de liderar el planeta. La idea está ya tan aceptada que se han creado todo tipo de productos de inversión vinculados a ella y comercializados a nivel minorista. El éxito quizá haya sido excesivo: "Pensamos que Brasil, India y China no son atractivos a los niveles actuales; Rusia sí tiene potencial, pero también otros mercados", avisan en Lombard Odier. Esta firma aconseja poner el foco en Rusia, Turquía y Corea del Sur y como opciones preferentes, más Hong Kong, Sudáfrica, México y Taiwán. Aparte está América Latina, donde todas las grandes empresas del Ibex 35 tienen exposición. Otra alternativa para apostar por emergentes y diversificar al mismo tiempo son los mercados frontera, economías pujantes que están demostrando un gran dinamismo gracias a su bajo endeudamiento, su riqueza en materias primas y una población joven y en crecimiento que está creando un gran mercado doméstico.

"Aunque los mercados BRIC son importantes, existen otros 18 países emergentes y 25 mercados frontera que, hasta la fecha, han recibido menos atención de los inversores", advierte Dan Tubbs, de BlackRock. "Muchos de estos países presentan características de crecimiento iguales, si no mejores que las economías BRIC. Dos motores estructurales clave que observamos en los mercados emergentes son el cambio favorable de las tendencias demográficas y el rápido crecimiento del consumo interno, subrayado por el aumento de las ventas de vehículos, que han subido un 35% respecto a principios de 2008", completa Tubbs.

El consumo interno crece a una gran velocidad en estos países

BlackRock señala tres países: Arabia Saudí, Qatar y Corea del Sur. Cada uno con su perfil. Por ejemplo, el consumo doméstico florece en la república asiática, pero su punto fuerte son los fabricantes exportadores de primer nivel mundial, como Hyundai Motors, Samsung, Kia Motors o la compañía electrónica LG. En el caso de Qatar, su atractivo reside en su potencial energético: el emirato posee un 14% de las reservas mundiales de gas. Por último, los saudíes se benefician de una población que crece muy rápidamente, con un fuerte consumo interno y de un descomunal programa de obras públicas que supera los 300.000 millones de euros.

El brillo de Oriente Próximo

Oriente Próximo es, en muchos aspectos, un polvorín político. Los grandes países de la zona no brillan precisamente por la igualdad social, ni por un perfil democrático muy acusado. Es cierto, pero la región está cambiando. El FMI espera que el crecimiento medio de la región, incluyendo el Norte de África, sea del 4,5% este año. Además, es una zona que no se puede ignorar, la región posee del 56% de las reservas mundiales de petróleo y el 40% de las gas. Pero es mucho más que eso. "No se trata sólo de materias primas. Eso lo puedes tener en muchos otros países como México o Noruega. Son países con un fuerte consumo doméstico, con empresas que tienen ventajas fiscales que les hacen muy competitivos y que están ganando cuota de mercado internacional, como ocurre con el operador de puertos de Dubai World, que tiene el 13-14% del negocio mundial, con las aerolíneas de Emiratos Árabes Unidos o las petroquímicas saudíes. Hay empresas en Marruecos y Túnez que están mirando al sur de Europa", explica Baldwin Berges, director general de la gestora Silk Invest.

Esta gestora apunta como sectores interesantes, además de la energía, la construcción, las infraestructuras y las telecomunicaciones. Entre su selección de valores árabes destacan Orascom Construction Industries (Egipto); Qatar Electricity & Water; Gulf International Service (Qatar); Commercial Bank of Qatar; Emmar Properties (EAU); Aldrees Petroleum (Arabia Saudí); Etihad Etisalat Mobily (Arabia Saudí) DP World; Saudi Basic Industries Corp. y Emirates Food Stuff and Mineral Water.

África innovadora

El Banco Africano de Desarrollo espera que la economía del Continente crezca este año en conjunto un 4,5% y 5,2% en 2011, en franca recuperación respecto a las tasas del 2,5% registradas en 2009. Pero no es fácil tomarle la medida a este vasto territorio: 1.000 millones de habitantes; 53 países, muchos de ellos dictaduras o democracias muy sui géneris que hasta hace poco se han desangrado en guerras civiles cruentas en grado extremo; más del 50% de la población viviendo por debajo del umbral de la pobreza y una población muy joven, amenazada por el azote del sida ha dejado huérfanos a más de 14 millones de niños. La carencia de infraestructuras es todavía muy aguda en términos generales y ante la necesidad, África demuestra gran capacidad de innovación: la banca por telefonía móvil se está desarrollando a pasos de gigante.

En lo que se refiere a la economía, la situación es muy dispar entre países como Nigeria, rico, pero inestable; Botswana, una democracia consolidada y una economía estable, pero pequeña, o Zimbabue, completamente desestructurado. Se impone una selección cuidadosa. Por sectores, Silk Invest centra el foco en banca, commodities y servicios de telecomunicación. Destacan valores como Guaranty Trust Bank (Nigeria); PZ Cussons Nigeria; Safaricom Ltd (Kenia); Douja Promotion Group Addoha (Marruecos) y Discovery Holdings (Sudáfrica).

El antiguo orbe soviético

Puede que en la Plaza Roja de Moscú se paseen muchos nostálgicos del viejo régimen, incluso desde el Gobierno de Georgia se acusa al primer ministro ruso, Vladimir Putin, de padecer una añoranza de peligrosas consecuencias... Lo cierto es que la desintegración de la URSS y el ocaso de su influencia sobre algunos países ha generado un nuevo abanico de oportunidades de inversión. Países como Bulgaria, Rumanía, Polonia o Hungría están ahora en el punto de mira de las casas de inversión que también echan la vista aún más hacia el Este.

"Turkmenistán es interesante, Kazajistán es un gran productor de petróleo con una economía creciendo a niveles que nos gustan; Azerbaiyán ofrece oportunidades en banca y petróleo", resume Sasha Evers, director general de BNY Mellon AM para España y Portugal. Evers recuerda también un elemento importante común a los mercados emergentes y que no debe olvidarse: "suelen muy volátiles e ilíquidos, es más recomendable que la inversión se haga con un enfoque de largo plazo, jugando a la convergencia económica de estos países".

La apuesta por los emergentes tiene recorrido. "Los niveles de deuda son muy pequeños frente a los de los mercados desarrollados. Por tanto, no van a tener que lidiar con el lastre fiscal asociado a la reducción del endeudamiento que tendrá lugar en los próximos años en el mundo avanzado. Eso reforzará la brecha de potencial de crecimiento entre los dos bloques", advierte Julian Thompson, jefe de mercados emergentes en Threadneedle, que avisa: "A medida que se aprecien mejor las implicaciones de esta dinámica, el resultado será una redistribución de la inversión hacia esos mercados". Invertir en Bolsa consiste en hallar buenas historias de crecimiento, aquí hay una.

Las fortalezas

Una población en rápida expansión

El 86% de la población mundial vive en países emergentes. Es, mayoritariamente, una población joven y en rápido crecimiento. Algo que nunca es fácil de gestionar, pero que representa un gran potencial económico. "El número de personas en edad de trabajar crecerá rápidamente durante los próximos 30 años y contribuirá a impulsar un crecimiento más sólido", exponen desde la gestora BlackRock. La situación es la contraria a la que se vive en el mundo desarrollado.

Mayores tasas de crecimiento de PIB

El mundo crecerá un 2,6% este año, de acuerdo con las proyecciones del FMI. La mayor parte de esa tasa de expansión económica procederá de las economías emergentes, que ostentan un bajo nivel de deuda. Los países en desarrollo, incluyendo a los BRIC, experimentarán un crecimiento medio del 6,8%, sólo el gigante asiático registrará tasas del 10%. Se espera que EE UU, la primera economía del mundo, crezca un 3,3%, pero esa proyección es cada vez más dudosa.

La oportunidad de los grandes proyectos

Son países de grandes dimensiones, con mucha población y carencias importantes en infraestructuras. Las empresas y los inversores que sepan capturar ese potencial van a lograr rendimientos importantes. Por poner un ejemplo, la gestora Schroders recuerda que en los próximos 15 años, China construirá 5.000 millones de metros cuadrados de carreteras (unas 10 veces España), 28.000 kilómetros de carreteras y un número de rascacielos equivalente a 10 veces Nueva York.

Los emergentes, comprimidos en fondos de inversión

Los ahorradores que busquen una apuesta de inversión completamente distinto tienen multitud de opciones en las ofertas de fondos que han sofisticándose con el paso del tiempo. La llave para acceder al mundo de los emergentes comienza en los fondos de inversión.

l BRIC. La creación de Goldman Sachs es ya toda una institución entre los inversores. En un año de tanta incertidumbre, los fondos de renta variable BRIC (Brasil, Rusia, India y China) de UBP (Union Bancaire Priveé) ofrecen rendimientos acumulados superiores al 15%; los de HSBC logran rentabilidades superiores al 10% y los productos de DWS y Banca registran ganancias de más del 9%.

l 'Frontiers'. Los países frontera representan el último paso en estrategias de inversión en busca de nuevos yacimientos de crecimiento económica. También se pueden adquirir en España. Los fondos Frontier de Baring focalizados en Asia atesoran ganancias mayores al 20%. Los Templeton de renta variable emergente ganan entre un 15% y un 18%.

l África y Oriente Próximo. El continente negro es un territorio largamente olvidado desde muchos puntos de vista, también desde la inversión. JP Morgan e Investec invitan a aprovechar la oportunidad con un productos que rentan más de un 20% en lo que va de año. La gestora Schroders también permite ganar exposición a una de las regiones más pujantes del mundo gracias a sus fondos basados en África y Oriente Próximo.

l Asia y Latinoamérica. Las dos regiones empiezan a ganarse la categoría de clásicos en las casas de inversión. Aberdeen está capturando revalorizaciones superiores al 30% en Bolsa asiática, mientras que BBVA consigue un 19% en bonos de países latinoamericanos.