Bolsa de Nueva York

Wall Street se despide en rojo de una semana nefasta

La Bolsa de Nueva York consolida la tendencia bajista acumulada a lo largo de la semana. Las referencias macro de la primera quincena de agosto parecen haber instalado el pánico entre los inversores, que apostaron por las ventas, ante las malas expectativas del mercado laboral y las señales de estancamiento. Pese a que en los últimos momentos las noticias han mitigado las pérdidas, las decisiones de la Fed y su lectura de la actual situación parecen pesar más sobre el ánimo de los mercados. El Dow Jones acumuló un descenso del 3,29%, hasta los 10.303 puntos, entre el 9 y el 13 de este mes.

El Nasdaq fue el índice que más sufrió las consecuencias con una caída del 5,02% (2.173 puntos), seguido del S&P 500 que bajó un 3,78%, manteniéndose en los 1.079 puntos.

A lo largo de la jornada se publicaron una serie de datos que, aunque mostraron una luz al final del camino, no acabaron por convencer a los accionistas. El Dow Jones cedió un 0,16%, el S&P 500, un 0,40% el tecnológico Nasdaq se dejó un 0,77%.

Hoy se conoció que la inflación en EE UU aumentó un 0,3% en el mes de julio, más de lo esperado por los analistas, los cuales limitaban el incremento al 0,1%. Este dato ha sido valorado como algo positivo, pues aparta el peligro de la deflación y se contrapone al descenso registrado en el mes anterior (-0,1%).

DOW JONES 29.034,60 -0,63%

Con este aumento se eleva al 1,2% la tasa interanual hasta el mes de julio, siguiendo lo pronosticado por los economistas. El principal de motivo de este ascenso se halla en el repunte experimentado por los precios de la energía después de cuatro meses de caídas. Sin embargo, los importes de frutas y verduras bajaron, continuando con la tendencia que impera desde marzo.

La evolución del IPC constata que la Reserva Federal todavía tiene margen para continuar con la política de tipos de interés cercanos a cero, hecho que ratificó el martes tras su reunión mensual.

Asimismo, la universidad de Michigan difundió a lo largo de esta jornada el índice de confianza de los consumidores en el mes de agosto. Según los datos provisionales, que serán definitivos el día 27, la confianza de los compradores ha aumentado 69,6 puntos, más de lo aguardado por los expertos (69 puntos) y por encima del resultado del mes de julio.

Estos sondeos mensuales son interpretados por los inversores como una referencia sobre la opinión que los consumidores tienen de la actual coyuntura económica y sus perspectivas de futuro. Todo ello acabará teniendo repercusión en la decisión de gastos en bienes y servicios.

Otra de las referencias macro de este viernes fue las ventas al por menor , que ascendieron por primera vez en tres meses (+0,4%), frente al descenso del 0,3% acumulado en junio. Este impulso se debe al aumento de las ventas de automóviles y gasolinas, mientras que la demanda se rebajó para otros sectores como consecuencia de la debilidad económica.

Empresas del día

En el plano empresarial los ojos han estado puestos en Blackstone y Dynegy, después de que ambas llegaran a un acuerdo según el cual la primera adquiriría la empresa proveedora de energía (Dynegy) tras pagar 4.700 millones de dólares (3.670 millones de euros), incluyendo en esa cantidad la deuda. Al cierre de la sesión Blackstone bajó un 3,45%, mientras que Dynegy se revalorizó en un 62,95%.

Otro de los protagonistas de la jornada fue la compañía JC Penney que presentó un beneficio de 14 millones de dólares en el segundo trimestre del año, frente a las pérdidas de un millón correspondientes al mismo período de 2009. Sin embargo, estas cifras no convencieron a los inversores y la sociedad cayó un 4,71%.

Dentro del selectivo Dow Jones, con sus treinta valores de referencia, la empresa más cotizada fue Bank of America, al subir un 1,45%, seguida de Travelers (+1,09%) y Hewlett-Packard (+0,9%).

En la otra cara de la moneda, entre las compañías peor paradas encontramos a Intel (-1,29%), acompañada de Du Pont (-1,20%) y Walt Disney (-1,18%), que ocupaban el penúltimo y antepenúltimo puesto respectivamente.

Respecto a las materias primas, el barril de crudo de Texas cerró a 75,74 dólares, tras cuatro jornadas de descensos consecutivos que alcanzan el 6,58% en el conjunto de la semana.

Por su parte, el euro se cambia hoy a 1,2752 dólares, frente a los 1,2827 del jueves.