Solución del conflicto

Los controladores y AENA firman un acuerdo que acaba con cinco meses de conflicto

Los controladores aéreos y AENA han firmado hoy un acuerdo por el cual los controladores aceptan tener un sueldo medio de 200.000 euros anuales y que acaba con más de cinco meses de conflicto en el sector del tráfico aéreo español. El sindicato USCA ha valorado el principio de acuerdo firmado con el ente público, que someterá a su ratificación en asamblea a partir de la próxima semana y en un plazo máximo de siete días.

El pacto, que abre la puerta a la negociación definitiva del II Convenio Colectivo con los controladores, fue rubricado por el presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Juan Lema, y el de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Camilo Cela. Este acuerdo "garantiza el servicio de los controladores y la paz laboral", afirmó el presidente de AENA.

El acuerdo prevé una jornada laboral de 1.670 horas, que podrán ser, de acuerdo a la carga de trabajo de cada instalación, de cuatro categorías: de 1.200 horas, 1.300, 1.400 y 1.500. Bajo este acuerdo, los controladores aceptan tener un sueldo medio de 200.000 euros anuales.

En un comunicado, el sindicato USCA destacó, tras las intensas negociaciones de estos tres últimos días, el acuerdo alcanzado "dignifica sus relaciones laborales después de 189 nueve días de excepción tras quedar en suspenso buena parte del convenio colectivo que regula la profesión desde 1999" y se acerca a la legislación europea, con la normativa inglesa como referencia "muy clara".

"Ahora de lo que se trata es de mantener el tono dialogante de estas tres últimas jornadas, con el fin de entrar lo antes posible en la redacción del II convenio colectivo", señala USCA.

El presidente de USCA, Camilo Cela, ha agradecido a todos y cada uno de los miembros del sindicato el esfuerzo realizado en estos meses.

"Esperamos que de ahora en adelante exista un buen entendimiento entre AENA y USCA que ayude a la futura negociación que fijará unas condiciones laborales estables, en las que el colectivo pueda trabajar sin sobresaltos y pueda desarrollar su trabajo con entera normalidad para bien del servicio y de la seguridad", afirmó Cela, que compareció en rueda de prensa junto al presidente del ente, Juan Ignacio Lema.