La filial gana un 58% menos

El beneficio de Nivea en España se hunde tras su reorganización

La dueña de Nivea redujo un 58% su beneficio en España debido a la segregación de negocios que ha tenido que realizar para adaptarse a su estructura internacional. En 2009, Beiersdorf España ganó 5,3 millones. De esa cifra, 2,3 se atribuyen a la reorganización de su negocio.

El beneficio de Nivea en España se hunde tras su reorganización
El beneficio de Nivea en España se hunde tras su reorganización

La reestructuración de su filial en España ha pasado factura al grupo Beiersdorf, dueño marcas como Nivea y Eucerin. La división española de la multinacional alemana ha recortado su beneficio un 58% durante el pasado ejercicio debido a la reorganización que ha tenido que realizar para adaptarse a la estructura que ya existía en otros países.

El grupo alemán cerró 2009 con un beneficio de 5,3 millones de euros, según figura en la memoria del ejercicio. La compañía asume que su resultado se ha visto afectado por los gastos de adaptación que ha tenido que asumir para segregar su negocio en empresas independientes: por un lado la fabricación y por otro la distribución.

Una segregación de negocios que le permite operar más fácilmente con el resto de filiales europeas, de las que depende gran parte de su volumen de ventas.

En cuanto a la facturación, ésta se ha reducido un 4,4%, superando los 62,7 millones de euros. Beiersdorf desvincula esta caída de la crisis y apunta que se debe a la venta de uno de sus negocios, Futuro, especializado en vendas y soportes articulares que a finales de 2008 pasó a manos de la firma 3M. Excluyendo esta desinversión, sus ventas en el mercado doméstico se incrementaron un 4,9%.

No en vano, la filial cosmética ha logrado diversificar su negocio para no depender exclusivamente del mercado español, lo que la ha beneficiado en un momento económico como el actual. De hecho, ingresa más a través de las ventas a otras filiales que con las logradas por los consumidores finales. Gracias a las operaciones intragrupo, en 2009 logró una facturación de 28 millones de euros, mientras que las ventas directas quedaron ligeramente por debajo, situándose en 27 millones.

El director financiero de Beiersdorf España, Íñigo Ascanio, reconocía el pasado mes de febrero que las dos fábricas del grupo en España (Tres Cantos en Madrid y Argentona en Barcelona) han dado un salto cuantitativo de la producción durante los últimos años. Por ello, cada vez ingresan más desde otros países de la Unión Europea y reducen su dependencia del mercado doméstico.

A 31 de diciembre de 2009, 30 millones de euros de los 62,7 que ingresó la filial procedían de España, mientras que otros países comunitarios aportaron 25,2 millones y el resto del mundo 7,1.

De cara al año en curso, la multinacional se muestra optimista. Sus estimaciones para el cierre de 2010 auguran un incremento de la facturación del 4,3%, hasta 65,4 millones. Sin embargo, la multinacional propietaria de Hansaplast no relanzará su rentabilidad. Si se cumplen sus previsiones, su beneficio permanecerá estancado en los 5,3 millones.

El grupo crece gracias a los productos masculinos

Crecer en los maduros mercados occidentales no es fácil para ninguna compañía. Tampoco para el sector cosmético, que tiene que idear nuevos segmentos de mercado para lograr clientes o conseguir que los actuales gasten más. Y el nuevo filón de las empresas cosméticas está en el público masculino. Beiersdorf lo reconoce en la última presentación de resultados de la multinacional. En la primera mitad del año, sus marcas de productos masculinos incrementaron sus ventas un 14,8%, tanto en Europa como en EE UU y Asia.

El grupo germano no desvela cuál es la cifra de ingresos que logra a través de estos productos. Sin embargo, en sus resultados semestrales sí apunta cuáles son sus ingresos por áreas geográficas.

En conjunto, sus ventas crecieron un 4,5% en los seis primeros meses del año, situándose en 3.170 millones de euros. De esa cifra, 2.741 millones corresponden a las ventas que realiza directamente a los consumidores finales. El 35,6% de estos están localizados en Europa occidental excluyendo Alemania. En su mercado doméstico, Beiersdorf logra el 17,2% de sus ventas a consumidores finales. Respecto a España, la multinacional no da detalles concretos, tan sólo señala en su presentación que el mercado español está registrando una caída de ventas, como también ocurre en Portugal e Italia. Respecto a las previsiones para lo que resta del año, la dueña de Nivea se muestra optimista ya que prevé que la economía se estabilice en la segunda mitad del año. En este sentido augura un ligero crecimiento tanto en Alemania como en el resto de Europa y EE UU, que sería más acelerado en Asia, pero sin llegar a los niveles anteriores a la crisis. Su previsión es elevar el margen de su resultado bruto antes de impuestos en un 11%.

Las cifras

11,2 millones de euros es el crédito a corto plazo que la filial española de Beiersdorf mantiene con su matriz.

241 es el número de trabajadores de la multinacional alemana en España. De ellos, 133 son hombres y 107 mujeres. La alta dirección está integrada por tres directivos. A cierre de 2008 la plantilla era ligeramente superior, ya que alcanzaba las 264 personas.